Mi pis­to­la de agua:

La Cuarta - - OJO, PESTAÑA Y CEJA -

Cor­ne­tear a los 40 es un mal de los tiem­pos, mi ami­go. Tan­ta le­se­ri­ta tec­no­ló­gi­ca, de pa­sar to­dos el día pu­ro to­can­do pan­ta­llas en vez de apre­tar los bo­to­nes de car­ne me han de­mos­tra­do que las bes­tias pa­san a re­ti­ro an­tes. No sé su ca­so, pe­ro si la téc­ni­ca de pe­lar la ba­na­na a pu­ro co­go­te ya no da re­sul­ta­dos, tal vez sea tiem­po de ir don­de el es­pe­cia­lis­ta de la ca­be­za, pe­ro la de arri­ba, pa­ra que le suel­te el nu­do del es­trés. Aho­ra, si ni con te­ra­pia se re­ani­ma King Kong en­ton­ces po­dría in­ten­tar con los de­dos y la len­gua que Dios le dio. En la vi­da no to­do es mo­ler café, tam­bién im­por­ta el co­mu­ni­car­se y si le cuen­ta a la bru­ja lo que le pa­sa es­toy se­gu­ro que sa­brán po­ner los ojos blan­cos con otras téc­ni­cas dig­nas del Hom­bre Ara­ña. Suer­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.