SO­TO LLE­GÓ CON BI­BLIA A RE­CI­TAL METALERO Y SE CO­MIÓ UN AR­SE­NAL DE LA­TAS DE CHELA

Fue a pre­di­car al con­cier­to de ban­da rock Bru­je­ría y el pú­bli­co le ti­ró de to­do

La Cuarta - - PORTADA -

El sá­ba­do el au­to­de­no­mi­na­do Pas­tor So­to se fue de­re­chi­to al Tea­tro Te­le­tón lue­go de ca­char que ahí to­ca­ría un gru­po metalero que, se­gún él, te­nía el diablo aden­tro.

Se tra­ta­ba del gru­po Bru­je­ría, que hi­zo ca­be­cear a to­dos sus fa­ná­ti­cos jun­to a otras bandas co­mo Dor­so, Tor­tu­rer y De­zaz­tre Na­tu­ral.

El po­pu­lar evan­gé­li­co, quien fue con­de­na­do en 2015 a 300 días de pre­si­dio re­mi­ti­do por in­ju­rias y di­chos ho­mo­fó­bi­cos con­tra el di­rec­tor del Mo­vilh, Ro­lan­do Ji­mé­nez, lle­gó al con­cier­to in­vi­ta­do por la pro­duc­ción del even­to.

“El ob­je­ti­vo era ser par­te de un pe­que­ño do­cu­men­tal que es­tán ha­cien­do los en­car­ga­dos del con­cier­to. Mi fin era dar a co­no­cer nues­tra po­si­ción en cuan­to a los men­sa­jes que de­ja es­te gru­po. La idea es se­ña­lar­les que Dios tam­bién ama a es­tos jó­ve­nes y a los que per­te­ne­cen a esa ban­da”, con­fe­só a La Cuar­ta Ja­vier So­to.

Co­mo par­te de la evan­ge­li­za­ción, se jun­tó con el lí­der del gru­po, Juan Bru­jo, mi­nu­tos an­tes de que subie­ran al es­ce­na­rio pa­ra de­lei­tar a sus fans.

“Le pre­gun­té a él y a su ban­da si ha­bía al­gún bru­jo de ver­dad en el gru­po, por el nom­bre que tie­nen, pe­ro no ha­bía na­da. Al fi­nal, era pu­ro rui­do y po­co pe­so”, con­fe­só tras el en­cuen­tro.

IN­SUL­TOS

Pe­ro si la cháchara en­tre el po­lé­mi­co evan­gé­li­co y la ban­da me­ta­le­ra se reali­zó sin ata­dos, la co­sa cam­bió cuan­do se subió al es­ce­na­rio a dar su ser­món.

Ahí, los asis­ten­tes le re­cor­da­ron has­ta a la ma­dre y le sa­ca­ron la pa­ren­te­la en­te­ra pa­ra que se ba­ja­ra. Co­mo no ha­cía ca­so, en me­dio de la pré­di­ca, lo ba­ña­ron con el “agua bendita” de los chas­co­nes: “Me de­di­qué a mos­trar la Bi­blia y, co­mo ellos es­pe­ra­ban que en­tra­ra el gru­po, vo­la­ron las la­tas de cer­ve­zas”, re­co­no­ció.

IGUAL PAS­CUAL

Pe­se a las in­co­mo­di­da­des, el pas­tor di­ce que mal no lo pa­só: “Es­tu­ve to­da la no­che pre­di­can­do. A los ca­ma­ró­gra­fos, gen­te de pro­duc­ción, los mú­si­cos y los asis­ten­tes. Fue una no­che va­lio­sa”.

“Me de­di­qué a mos­trar la Bi­blia y, co­mo ellos es­pe­ra­ban que en­tra­ra el gru­po, vo­la­ron las la­tas de cer­ve­zas”, ase­gu­ró el po­lé­mi­co evan­gé­li­co.

Asis­ten­te ines­pe­ra­do El po­lé­mi­co evan­gé­li­co lle­gó a las 19.30 al Tea­tro Te­le­tón. Cuan­do se subió al es­ce­na­rio, con su Bi­blia, lo re­ci­bie­ron con un ar­se­nal de che­las.

Lo ser­mo­neó

El pas­tor So­to se reunió con el lí­der de la ban­da cua­te, Juan Bru­jo, y ha­bló con el so­bre Dios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.