¡La hi­cie­ron cor­ta en ba­ño de ter­mi­nal y se pe­la­ron 14 pa­los!

La Cuarta - - CRÓNICA - SEIGI MI­RAN­DA @la­cuar­ta_ seigi

El pi­pí más ca­ro de la historia les ha­bría sa­li­do a un ma­tri­mo­nio de Gra­ne­ros si no fue­ra por­que la di­vi­ni­dad se apia­dó de ellos, des­pués de que un par de ma­lan­dras les arre­ba­ta­ra 14 pa­los en un abrir y ce­rrar de ojos, en los ba­ños del Ter­mi­nal de Bu­ses Sur de San­tia­go.

La pa­re­ja via­jó a la ca­pi­tal el lu­nes pa­ra re­ti­rar des­de el Ban­coEs­ta­do, ubi­ca­do en Ni­ca­sio Re­ta­ma­les con la Ala­me­da, los 14 pa­los que ha­bían ob­te­ni­do gra­cias a la ven­ta de una ca­sa en Co­li­na, in­for­mó a La Cuar­ta el ca­pi­tán Cristian Al­mu­na, de la 21ª Co­mi­sa­ría de Ca­ra­bi­ne­ros de Es­ta­ción Cen­tral.

Agre­gó que Clau­dia Ru­bio Ce­rón y su ma­ri­do, Ro­ber­to, sa­lie­ron del ban­co rum­bo al ter­mi­nal sur y que no se ha­brían per­ca­ta­do de que una pa­re­ja los se­guía.

“Sa­ca­mos la pla­ta y la me­ti­mos en mi car­te­ra y nos fui­mos a to­mar el bus. Es­tá­ba­mos tan con­ten­tos, por­que por fin com­pra­ría­mos nues­tra ca­sa en Gra­ne­ros, que ni mi­ra­mos al­re­de­dor”, con­tó Clau­dia.

Fue en el sec­tor de los ba­ños don­de los pa­tos ma­los los ata­ca­ron pa­ra qui­tar­les los mor­la­cos y an­tes de que al­can­za­ran a de­cir agua va, se hi­cie­ron hu­mo en­tre el gen­tío que ca­rac­te­ri­za ese ter­mi­nal, sol­tó la ate­mo­ri­za­da mu­jer.

“Mi ma­ri­do sa­lió gri­tan­do y pi­dien­do ayu­da, yo pen­sé Dios mío qué va­mos a ha­cer aho­ra. Se lle­va­ron to­do lo que te­ne­mos... nues­tro fu­tu­ro”, re­cor­dó emo­cio­na­da Clau­dia.

El par­ci­to lla­mó la aten- ción de una pa­tru­lla de la SIP de Ca­ra­bi­ne­ros que ha­bía en el lu­gar. “Pa­sa­ron so­pla­dos y uno de ellos abra­za­ba un bol­so, los fun­cio­na­rios los de­tu­vie­ron en Ruiz-Ta­gle con la Ala­me­da. Al des­cu­brir que trans­por­ta­ban mu­cho di­ne­ro en efec­ti­vo y que los de­lin­cuen­tes no lo­gra­ron jus­ti­fi­car su ori­gen fue­ron detenidos”, re­la­tó el ca­pi­tán.

Bas­tó un par de mi­nu­tos de ope­ra­ti­vo pa­ra dar con las víc­ti­mas del mi­llo­na­rio cho­reo que aún es­ta­ban en las cer­ca­nías del ter­mi­nal y que ya ha­bían per­di­do la es­pe­ran­za de re­cu­pe­rar su pla­ti­ta. “Fue só­lo un ra­ti­to que per­di­mos de vis­ta nues­tros aho­rros, pe­ro a mí me pa­re­ció eterno. Aho­ra mi tres hi­jos, mi ma­ri­do y yo agra­de­ce­mos a Dio­si­to y a Ca­ra­bi­ne­ros por­que la re­cu­pe­ra­ción de nues­tro di­ne­ro es un ver­da­de­ro mi­la­gro”, se­ña­ló la gra­ne­ri­na.

PRON­TUA­RIO

Los se­mi­llas de mal­dad fue­ron iden­ti­fi­ca­dos co­mo Ma­rión Muñoz San­tan­der (23) y Luis Sil­va Mo­ra­ga (32).

Am­bos cuen­tan con un nu­tri­do currículum pe­nal y po­li­cial por ro­bo y hur­to, sol­tó al dia­rio pop el ca­pi­tán Al­mu­na.

Yo pen­sé, “Dios mío, qué va­mos a ha­cer aho­ra”. Se lle­va­ron to­do lo que te­ne­mos”.

“La re­cu­pe­ra­ción de nues­tro di­ne­ro es un ver­da­de­ro mi­la­gro”. Clau­dia Ru­bio, víc­ti­ma del ro­bo.

Suer­tu­da

Clau­dia Ru­bio y su ma­ri­do no la cuen­tan dos ve­ces, Ca­ra­bi­ne­ros re­cu­pe­ró los 14 pa­los que les ro­ba­ron dos pa­tos ma­los Vi­sí­te­nos en

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.