Da­tos pa’ for­ta­le­cer la con­fian­za y se­gu­ri­dad de sus pi­tu­fi­tos

Los pri­me­ros años son cla­ve en el de­sa­rro­llo de la au­to­es­ti­ma de los peques

La Cuarta - - PARASERVIRLE - Por Ale­xis Torres Ur­zúa

To­dos los pa­pi­tos quie­ren que sus hi­jos sean fe­li­ces en la vi­da. Eso sí, pa­ra lo­grar que sus re­to­ños siem­pre bai­len con la bo­ni­ta, hay que ayu­dar­los a desa­rro­llar su con­fian­za des­de po­tri­llos pa­ra pro­te­ger­los y se­pan có­mo ac­tuar en su en­torno so­cial.

Ma­ría Lui­sa Ore­lla­na, di­re de pro­gra­mas edu­ca­ti­vos de Jar­di­nes Vi­ta­mi­na, en­tre­ga un lo­te de tips pa­ra po­ten­ciar la con­fian­za y se­gu­ri­dad de los ni­ños.

■ Sir­ve mu­cho que los pi­tu­fi­tos re­ci­ban su ca­ri­ñi­to por rea­li­zar bue­nas ac­cio­nes, po­ner­le em­pe­ño a las co­sas y con­se­guir lo­gros.

■ Los ni­ños, al igual que los pai­lo­nes, re­quie­ren sen­tir que son va­lo­ra­dos por las per­so­nas que pa­ra ellos son im­por­tan­tes. Un ejem­plo: ¿Sa­bías que eres lo más im­por­tan­te pa­ra mí?”

■ Otro as­pec­to cla­ve es que los ni­ños crez­can pen­san­do que las di­fi­cul­ta­des y equi­vo­ca­cio­nes for­man par­te de la vi­da. Los pa­dres de­ben apo­yar­los, sin des­ta­car lo ne­ga­ti­vo, sino que en­tre­gán­do­les al­ter­na­ti­vas.

■ Los pa­dres de­ben ser un buen ejem­plo al cui­dar el len­gua­je y evi­tan­do des­ca­li­fi­car a los de­más.

■ Pa­ra fa­vo­re­cer su la con­fian­za y se­gu­ri­dad, pón­ga­los a ellos mis­mos co­mo re­fe­ren­tes de sus ac­cio­nes y apren­di­za­jes, y un­ca los com­pa­re con otros ni­ños.

■ Los tai­tas pue­den po­ten­ciar su au­to­no­mía en­tre­gán­do­les res­pon­sa­bi­li­da­des sim­ples pa­ra que pue­dan con­fir­mar sus ca­pa­ci­da­des.

Pón­ga­leHARTOOJO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.