LAS HER­MO­SAS IMÁ­GE­NES QUE OB­TIE­NE PAOLA INOSTROZA SE CON­VIER­TEN EN UN INOL­VI­DA­BLE RE­GIS­TRO PA­RA SUS CLIEN­TES.

La Cuarta - - COMERCIANTE -

sa­li­da de la ca­rre­ra, ya que ese era su sue­ño, pe­ro “cuan­do em­pe­cé en el mun­do de la fo­to­gra­fía, ol­ví­da­te, su­frí un mon­tón con mi pri­mer es­tu­dio, por­que no te­nía lu­cas, co­mo to­dos no­más. En esa épo­ca yo era ma­má sol­te­ra y fue sú­per di­fí­cil”. Sin em­bar­go, pro­ba­ble­men­te esa mis­ma cer­ca­nía con su hi­ja la lle­vó por lo que ella con­si­de­ra el ca­mino co­rrec­to. “En­ton­ces se­guí, por­que nun­ca he pa­ra­do. Por eso con­si­de­ro que el que me va­ya bien aho­ra es pro­duc­to de es­tos 16 años de tra­ba­jo”, pre­ci­sa.

Y cla­ro que en­con­tró el sen­de­ro ade­cua­do, por­que par­tió pri­me­ro fo­to­gra­fian­do ma­tri­mo­nios y es­pe­cial­men­te no­vias. Lue­go las vol­vía a re­tra­tra du­ran­te su em­ba­ra­zo y aho­ra son ellas mis­mas las pri­me­ras en su lis­ta pa­ra to­mar una se­sión en cuan­to na­cen sus be­bés. “Si ha­ces un buen tra­ba­jo y te lle­vas bien con la fa­mi­lia, ob­vio, te con­vier­tes en la fo­tó­gra­fa ofi­cial, igual que el doc­tor de ca­be­ce­ra. Es un tra­ba­jo len­to, pe­ro de­li­ca­do y muy sa­tis­fac­to­rio en to­das sus eta­pas”.

La fo­tó­gra­fa am­bien­ta cui­da­do­sa­men­te ca­da una de las se­sio­nes de los re­cién na­ci­dos, las que pue­den du­rar en pro­me­dio tres ho­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.