Sen­ti­nel en el Ín­di­co En is­la ma­tan a las vi­si­tas

La Cuarta - - PAÍS -

a di­fe­ren­cia de la Is­la de Fan­ta­sía, esa de la te­le ochen­te­ra don­de el Se­ñor Roar­ke y el pe­que­ño Tat­too re­ci­bían con un co­llar de flo­res a sus vi­si­tan­tes, la tri­bu que ha­bi­ta Sen­ti­nel del Nor­te, ha­ce 60 mil años, re­cha­za cual­quier con­tac­to con ex­tra­ños. Es tan así la co­sa, que cuan­do al­guien se acer­ca en avión o bar­co, lo re­ci­ben con la lan­za pa­rá o a pie­dra­zo lim­pio. Pe­se a que la ad­mi­nis­tra­ción de­pen­de ofi­cial­men­te de la In­dia, ha­ce mu­cho tiem­po

Ima­gí­ne­se que

que las au­to­ri­da­des de ese país no quie­ren sa­ber na­da del lu­gar. De mues­tra un bo­tón. Tras el tsu­na­mi del 2004, ae­ro­na­ves de res­ca­te se acer­ca­ron pa­ra sa­pear có­mo se en­con­tra­ban sus ha­bi­tan­tes y se en­con­tra­ron con pe­ñas­ca­zos y fle­cha­zos.

El úl­ti­mo ata­do que tu­vie­ron los is­le­ños fue el 2006, cuan­do dos pes­ca­do­res ile­ga­les se me­tie­ron a la ma­la pa­ra ex­traer los ba­ca­nes re­cur­sos ma­ri­nos que po­seen. ¡Ter­mi­na­ron muer­tos! La ONG Sur­vi­val In­ter­na­tio­nal acon­se­jó no mo­les­tar­los, ya que el con­tac­to con ex­tran­je­ros pue­de eli­mi­nar­los con una sim­ple gri­pe.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.