DE­NUN­CIAN A AL­CAL­DE­SA POR CHAR­CHE­TEAR A CON­CE­JAL EN PLE­NA SE­SIÓN

Au­to­ri­dad se enojó en ple­na se­sión al ser cues­tio­na­da por des­pi­do de un fun­cio­na­rio mu­ni­ci­pal

La Cuarta - - POR­TA­DA - CAR­LOS ZÚ­ÑI­GA V. @la­cuar­ta_­zu­ni­ga www. la cu ar ta.com

Lo más pa­re­ci­do a un reality show re­sul­ta por es­tos días el Con­ce­jo Mu­ni­ci­pal de No­ga­les, el cual ha es­ta­do agi­ta­do por una se­rie de he­chos ocu­rri­dos en la se­sión del miér­co­les.

Aque­lla ma­ña­na, los miem­bros-al­cal­de­sa in­clui­da­pro­ta­go­ni­za­ron una aca­lo­ra­da dis­cu­sión res­pec­to a los te­mas que ata­ñen a la co­mu­na y al mis­mo per­so­nal mu­ni­ci­pal que se ga­na los po­ro­tos en di­cha re­par­ti­ción.

Es­te úl­ti­mo, es un te­ma sen­si­ble pa­ra los tra­ba­ja­do­res. Por ese mo­ti­vo, los con­ce­ja­les no se la de­ja­ron pa­sar e in­cre­pa­ron a la edil, Mar­ga­ri­ta Oso­rio, por la PLR a un tra­ba­ja­dor más unas sub­ven­cio­nes que, se­gún los pro­pios con­ce­ja­les, re­que­rían de una ex­pli­ca­ción.

MO­CHA

La in­quie­tud de los tra­ba­ja­do­res mo­les­tó a la au­to­ri­dad mu­ni­ci­pal, quien no les aguan­tó gru­pos y dio por fi­na­li­za­da la reunión. Tras car­tón, la mu­jer se pa­la­breó en ma­la con el con­ce­jal Johao Mar­chant, y es­te la acu­só de ha­ber­le da­do un pai­pa­zo de aque­llos.

El he­cho fue re­gis­tra­do en vi­deo por An­drea Aran­da, di­ri­gen­ta de la Con­fu­sam.

Pa’ que la si­tua­ción no pa­sa­ra a ma­yo­res, la au­to­ri­dad fue sa­ca­da de la sa­la de reunio­nes de la Ca­sa de la Cul­tu­ra por Ale­jan­dro Bor­ba­rán, abo­ga­do mu­ni­ci­pal, quien di­jo en pri­me­ra ins­tan­cia no ha­ber pre­sen­cia­do agre­sión al­gu­na.

EL DÍA DES­PUÉS

A 24 ho­ras del in­ci­den­te, el con­ce­jal Mar­chant acu­dió a los tri­bu­na­les a in­ter­po­ner un re­cur­so de pro­tec­ción “por si lle­ga a ocu­rrir al­go des­pués”, se­gún le di­jo a La Cuar­ta.

El hom­brón la­men­tó el in­ci­den­te ocu­rri­do con la al­cal­de­sa, pe­ro se­ña­ló que “los con­ce­jos mu­ni­ci­pa­les son agre­si­vos y no acep­ta crí­ti­cas”.

- ¿Aca­so que­dó vien­do es­tre­llas?

- La ver­dad es que sí. La al­cal­de­sa es gran­de y tie­ne la mano pe­sa­da.

- ¿Por qué cree que se pu­so chú­ca­ra?

- Ella es así siem­pre. Es co­mo pa­tro­na de fun­do...

- ¿Si­gue ado­lo­ri­do?

- Ten­go unos ras­gu­ños y un he­ma­to­ma en el bra­zo, don­de me apre­tó.

El dia­rio pop se con­tac­tó con la Mu­ni­ci­pa­li­dad de No­ga­les pa­ra te­ner una ver­sión de los he­chos por par­te de Mar­ga­ri­ta Oso­rio. Sin em­bar­go, de­cli­na­ron re­fe­rir­se al te­ma, por­que la al­cal­de­sa que­dó afec­ta­da psi­co­ló­gi­ca­men­te y pi­dió li­cen­cia mé­di­ca. Por tan­to, no se re­fi­rió a los he­chos.

A la jus­ti­cia

Johao Mar­chant in­ter­pu­so la ma­ña­na de ayer un re­cur­so de pro­tec­ción “por si lle­ga a ocu­rrir al­go des­pués”, di­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.