Su­bas­tó vir­gi­ni­dad y aca­bó con dos pa­los ver­des

RUMANA DI­JO QUE AL VER LA PE­LÍ­CU­LA “UNA PRO­PUES­TA INDECENTE” SE MO­TI­VÓ A VEN­DER SU “INOCEN­CIA”

La Cuarta - - LA VUELTA AL MUNDO -

Tras po­ner en ven­ta su vir­gi­ni­dad al me­jor pos­tor, la rumana Alee­xan­dra Khe­fren (18) in­for­mó al uni­ver­so que su “flor” ya tie­ne due­ño.

Se tra­ta de un em­pre­sa­rio japonés que pa­gó 2,5 mi­llo­nes de dó­la­res pa­ra con­ver­tir­la en mu­jer. El asiá­ti­co pre­sen­tó sus exá­me­nes mé­di­cos pa­ra de­mos­trar que no tie­ne nin­gu­na en­fer­me­dad y ella tam­bién cer­ti­fi­có su “inocen­cia”.

La chi­qui­lla con­fi­den­ció que una de las ra­zo­nes que la mo­ti­vó a en­ca­mar­se por di­ne­ro, fue la pe­lí­cu­la “Una Pro­pues­ta Indecente”. Ade­más, ase­gu­ró que su ven­ta po­día ayu­dar a su fa­mi­lia de po­cos re­cur­sos y po­dría pa­gar­se sus es­tu­dios.

“Pre­fie­ro ven­der mi vir­gi­ni­dad por esa can­ti­dad de di­ne­ro que en­tre­gár­se­la a un fu­tu­ro ami­go que des­pués de acos­tar­se con­mi­go me de­je plan­ta­da. No hay que ser hi­pó­cri­tas. ¿Cuán­tas chi­cas vol­ve­rían atrás en el tiem­po pa­ra ha­cer lo mis­mo si tu­vie­ran la opor­tu­ni­dad?”, con­clu­yó Alee­xan­dra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.