CHANG LE HI­ZO UN 4 TE PA­SEO A GA­RAY

A DI­FE­REN­CIA DEL PE­LAO, AL­BER­TI­TO QUE­DÓ LI­BRE­TA Y AN­DA CO­MO PE­DRO POR SU CA­SA EN MAL­TA, PE­SE A QUE VI­RÓ CON 100 PA­LOS VER­DES

La Cuarta - - PORTADA - SE­BAS­TIÁN FONCEA @la­cuar­ta_­fon­cea

A José Mi­guel Vi­ñue­la se le de­be ha­ber caí­do el pe­lo que se pe­gó cuan­do su­po que el hom­bre que le ha­bría ro­ba­do su pla­ta, me­dian­te una es­ta­fa pi­ra­midal, que­da­ba li­bre lue­go de que la jus­ti­cia de Mal­ta ne­ga­ra su ex­tra­di­ción.

El Ra­fa Ga­ray, si hu­bie­ra te­ni­do ca­be­lle­ra, tam­bién la ha­bría per­di­do de es­pan­to al sa­ber que al­guien acu­sa­do de es­fu­mar más de cien mi­llo­nes de dó­la­res que­dó li­bre, mien­tras que él es­tá en ca­na impu­tado por apro­piar­se de ape­ni­tas dos pa­los ver­des.

Chang es­ta­ba al man­do de Ar­cano, un su­pues­to gru- po in­ver­sor en don­de al­re­de­dor de mil per­so­nas de­po­si­ta­ron su con­fian­za y su pla­ti­ta, pe­ro el año pa­sa­do se des­ta­pó la olla cuan­do se su­po que apa­ren­te­men­te el di­ne­ro iba di­rec­ta­men­te al bol­si­llo del em­pre­sa­rio.

En ju­nio del 2016 la fis­ca­lía de al­ta com­ple­ji­dad de nues­tro país pi­dió la ex­tra­di­ción del pe­lao a Mal­ta, por­que Chang se ha­bía fon­dea­do en esa is­la del Mar Me­di­te­rrá­neo.

El Be­to es­ta­ba con arres­to do­mi­ci­lia­rio desde di­ciem­bre, pe­ro aún así el per­la se las arre­gla­ba pa­ra dar­se la gran vi­da a la que sus mi­llo­nes lo tie­nen acos­tum­bra­do.

Co­mo si fue­ra una blan­ca pa­lo­ma el “inocen­te” com­pa­dre ayer de­cla­ró a Emol que aho­ra su preo­cu­pa­ción era lo­grar un acuer­do re­pa­ra­to­rio con las per­so­nas que ha­bían con­fia­do en él. Ma­ni­fes­tó que sen­tía co­mo un triun­fo la de­ci­sión de la jus­ti­cia.

“Es­toy muy con­ten­to de po­der ha­ber de­mos­tra­do mi inocen­cia en un tri­bu­nal eu­ro­peo, con un juez im­par­cial, en un pro­ce­so se­rio y acu­cio­so que des­es­ti­mó to­das las acu­sa­cio­nes, tes­ti­mo­nios y evi­den­cia enviada por Chi­le y me de­jó en com­ple­ta li­ber­tad”.

Aún así, la fis­ca­lía de Mal­ta en re­pre­sen­ta­ción de Chi­le tie­ne tres días pa­ra ape­lar, y en ca­so de que el tri­bu­nal man­ten­ga su de­ci­sión Chang po­dría op­tar a la re­si­den­cia de­fi­ni­ti­va.

En tan­to, el abo­ga­do que­re­llan­te, Ra­fael Gómez, re­cla­mó en con­tra de nues­tra Can­ci­lle­ría por­que a su jui­cio no en­tre­gó to­das las prue­bas.

EXI­JA HOY SUPLEMENTO “SOLO PA­RA REI­NAS”

Li­bre co­mo el vien­to Al­ber­ti­to que­dó en com­ple­ta li­ber­tad y aho­ra pue­de co­rrer sin ata­do por las ca­lles de Mal­ta, pe­ro la fis­ca­lía aún pue­de ape­lar pa­ra traer­lo a en­fren­tar a la jus­ti­cia a Chi­le.

A to­do ca­che­te

Al­ber­to Chang te­nía pro­pie­da­des en va­rios paí­ses, cuen­tas mi­llo­na­rias y se co­dea­ba con el jet set.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.