Octavio se fa­rreó la vic­to­ria

Pe­se a las dos pe­pas en Ñu­ñoa, el cha­rrúa no pu­do ano­tar un gol can­ta­do en el úl­ti­mo mi­nu­to. “Me voy ca­lien­te”, ti­ró.

La Cuarta - - DEPORTES -

Pa­re­cía la tar­de de con­sa­gra­ción pa­ra Octavio Ri­ve­ro. El cha­rrúa ya le ha­bía aga­rra­do la mano a Johnny He­rre­ra con sus dos en­chu­fes, pe­ro en los des­cuen­tos, que­dó a ti­ro de ca­ñón pa’ lle­var­se la pe­lo­ta pa’ la ca­sa y... ¡la man­dó a las nu­bes, igual que Hi­guaín!

El par­ti­do es­ta­ba ce­rra­do y los pla­yers de am­bos equi­pos ya es­ta­ban ocu­pan­do los úl­ti­mos car­tu­chos. Por eso, la ma­la de­fi­ni­ción de Octavio Ri­ve­ro do­lió tan­to en los al­bos, ya que con esa ju­ga­da po­dían vol­ver a me­ter­se en la lu­cha por el Clau­su­ra.

Y el ta­rro se lo pu­so el mis­mo uru­gua­yo, que opa­có a Es­te­ban Pa­re­des en el Na­cio­nal. Pe­se a sus dos go­les en una jor­na­da inol­vi­da­ble, no es­con­dió su cul­pa por ha­ber pa­tea­do mal. Igua­li­to a los “Ce­bo­lli­tas”.

“Creo que el em­pa­te no nos de­ja tan mal, pe­ro la ver­dad es que es­toy muy ca­lien­te por el gol que me pier­do en el úl­ti­mo mi­nu- to por­que nos da­ba los tres pun­tos”, sol­tó al CDF.

Ya con el ma­te más tran­qui, Ri­ve­ro ana­li­zó lo ocu­rri­do en el Na­cio­nal y se ju­ra­men­tó, co­mo to­do el plan­tel al­bo, a no per­der más pun­tos. “Fue un clá­si­co dis­tin­to, muy lu­cha­do co­mo lo pre­veía­mos. Por lo me­nos nos lle­va­mos al­go. Pe­ro aho­ra so­lo que­da se­guir tra­ba­jan­do. Hay co­sas que co­rre­gir, es­ta­mos en un mo­men­to en el que no po­de­mos fa­llar más”, ce­rró el hom­bre que fue ele­gi­do co­mo la fi­gu­ra de la mo­cha.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.