¡Co­mía 900 gra­mos de me­tal al día!

Fran­chu­te se zam­pó has­ta un avión

La Cuarta - - PAÍS -

Mi­chel Lo­ti­to, co­no­ci­do co­mo Mon­sieur Man­ge­tout (Se­ñor

Co­me­lo­to­do), fue uno de los per­so­na­jes más ex­tra­ños de la in­cla­si­fi­ca­ble fau­na hu­ma­noi­de.

El fran­chu­te na­ci­do en Gre­no­ble, en 1950, era ca­paz de co­mer vi­drio y me­tal sin ma­yo­res dra­mas. Los mé­di­cos que lo exa­mi­na­ron creen que al día se zam­pa­ba 900 gra­mos de me­tal.

Su du­ra die­ta la co­men­zó cuan­do te­nía 9 años, y des­de 1966 se co­mió, de­lan­te de tes­ti­gos, co­sas tan va­ria­das co­mo 18 bi­ci­cle­tas, un ca­rri­to de su­per­mer­ca­do (en 4 días y me­dio), 7 te­le­vi­so­res, 6 lám­pa­ras de te­cho y un avión ul­tra­li­ge­ro Ces­na 150 (pa­ra co­mér­se­lo tar­dó dos años, en­tre 1978 y 1980). Pa­ra col­mo, Mi­chel ase­gu­ra que los plá­ta­nos y los hue­vos du­ros le caen mal a la gua­ti­ta.

Lo­ti­to no pa­de­ce problemas es­to­ma­ca­les de nin­gún

ti­po a cau­sa de su par­ti­cu­lar die­ta, aun­que ha­ya to­ma­do ma­te­ria­les con­si­de­ra­dos ve­ne­no­sos. Lo úni­co que ha­ce de dis­tin­to du­ran­te sus co­mi­lo­nas es in­ge­rir abun­dan­tes can­ti­da­des de agua.

Una vez en Pa­rís fue a un res­to­rán y se co­mió to­do: cu­chi­llos, pla­tos, tenedores...

El fran­cés mu­rió en 2007, a los 56 años, por cau­sas na­tu­ra­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.