Mi­ji­ta:

La Cuarta - - OJO, PESTAÑA Y CEJA -

Pri­me­ro que na­da, to­da su ex­pli­ca­ción tu­vo har­to fun­da­men­to pa­ra de­cir que su pa­re­ja es un ma­lo pa­ra la ca­ma y que a us­ted le da exac­ta­men­te lo mis­mo que sea ca­ri­ño­so y ama­ble y to­das las co­sas lin­das de una pa­re­ja. Pe­ro se hi­zo la ton­to­na al no acep­tar que sus sen­ti­mien­tos cam­bia­ron ha­cia él co­no­cien­do a otro ma­cho, pe­ro a tra­vés del en­ga­ño. Es de­cir le pu­so los cuer­nos a su pa­re­ja con el fin de ca­char del buen ca­che­teo. Eso es­tá mal. Yo que us­ted le di­go que no pa­sa na­da y que has­ta lue­go, por­que us­ted desea a otra per­so­na y su po­lo­lo no se me­re­ce que le pon­gan el go­rro en su na­riz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.