TO­DO LO QUE DE­BE SA­BER DEL CEN­SO

La Cuarta - - PORTADA -

¿Có­mo pue­do ca­char que la per­so­na que lle­ga a mi casa es un cen­sis­ta?

Va a lle­gar una per­so­na con una cre­den­cial, se va a pre­sen­tar co­mo cen­sis­ta que es­tá rea­li­zan­do el re­co­rri­do en el sec­tor y en la cre­den­cial uno va a po­der ver la fo­to, el nom­bre y el RUT.

Si uno quie­re con­fir­mar si esa per­so­na es un cen­sis­ta, pue­de en­trar al si­tio cen­so2017.cl, don­de ha­brá un ban­ner, en el cual se di­gi­ta el RUT y apa­re­ce­rá co­mo cen­sis­ta re­gis­tra­do.

Tam­bién lo pue­de ha­cer en el si­tio ine.cl. Si no tie­ne In­ter­net, pe­ro an­da con el ce­lu­lar, ha­brá una apli­ca­ción que va a per­mi­tir di­gi­tar el RUT y tam­bién se va a po­der ver el mis­mo men­sa­je. Por úl­ti­mo, si no tie­ne ce­lu­lar o no pue­de ba­jar la apli­ca­ción, pue­de lla­mar a un call cen­ter, cu­yo número es 800 777 777.

¿Des­de qué ho­ra pue­den lle­gar a gol­pear la puer­ta los cen­sis­tas?

Los cen­sis­tas lle­gan a las 8:00 de la ma­ña­na a un lo­cal ope­ra­ti­vo, co­no­cen al su­per­vi­sor, se les en­tre­ga su cre­den­cial, los ma­te­ria­les, se re­gis­tran en un sis­te­ma que va a per­mi­tir con­fir­mar que son cen­sis­tas re­gis­tra­dos y lue­go, apro­xi­ma­da­men­te en­tre las 9 y 9:30 ho­ras, es­tán sa­lien­do a te­rreno.

¿Qué sig­ni­fi­ca que el feriado sea irre­nun­cia­ble?

Es­to im­pli­ca que des­de las 00.00 has­ta las 20 ho­ras del 19 de abril que­da­rán prohi­bi­das, en­tre otras co­sas, las ac­ti­vi­da­des, espectáculos y reunio­nes pú­bli­cas al ai­re li­bre o en re­cin­tos cu­bier­tos. A su vez, se­rá feriado obli­ga­to­rio e irre­nun­cia­ble para los de­pen­dien­tes de los malls, cen­tros co­mer­cia­les, gran­des tien­das, dis­co­te­cas, pubs, ca­ba­rets, ca­si­nos de juego u otros lugares de juego au­to­ri­za­do, ba­res, clu­bes, restaurantes, su­per­mer­ca­dos, ro­ti­se­rías, pa­na­de­rías y, en ge­ne­ral, a to­do de­pen­dien­te que pres­te ser­vi­cio en el co­mer­cio de bie­nes y pro­duc­tos ali­men­ti­cios, cual­quie­ra sea el ta­ma­ño de la em­pre­sa don­de desem­pe­ñen sus fun­cio­nes.

¿Cuán­to le cae a los cen­sis­tas y su­per­vi­so­res por su pe­ga?

Los cen­sis­tas, siem­pre y cuan­do no sean fun­cio­na­rios pú­bli­cos a con­tra­ta y plan­ta, re­ci­bi­rán una com­pen­sa­ción de 15.000 pe­sos. Es­te mon­to se­rá en­tre­ga­do en las se­ma­nas si­guien­tes al día del ope­ra­ti­vo, pre­sen­tan­do la cé­du­la de iden­ti­dad en Ban­coEs­ta­do. Los su­per­vi­so­res, siem­pre y cuan­do no sean fun­cio­na­rios pú­bli­cos a con­tra­ta o plan­ta, re­ci­bi­rán una com­pen­sa­ción de 25.000 pe­sos para cu­brir los gas­tos que ha­yan he­cho en mo­vi­li­za­ción, co­mu­ni­ca­ción o para com­ple­men­tar la co­la­ción que se les pro­por­cio­na­rá el día del cen­so. Es­te mon­to se­rá en­tre­ga­do en torno a las 6 a 8 se­ma­nas si­guien­tes al día del ope­ra­ti­vo.

¿Cuán­tas pre­gun­tas se ha­rán en el cen­so?

El cues­tio­na­rio que se apli­ca­rá tie­ne 21 pre­gun­tas di­vi­di­das en tres mó­du­los: vi­vien­da, ho­gar y per­so­nas. Es de­cir, abor­da­rán prin­ci­pal­men­te as­pec­tos de­mo­grá­fi­cos y ca­rac­te­rís­ti­cas de la vi­vien­da. Pue­de co­no­cer el de­ta­lle de las pre­gun­tas des­car­gan­do el cues­tio­na­rio en www.cen­so2017.cl/cues­tio­na­rio-cen­so/.

¿To­das las per­so­nas de­ben con­tes­tar el cues­tio­na­rio?

Sí, se cen­san a to­das las per­so­nas, in­clui­dos los chi­le­nos y ex­tran­je­ros, los be­bés y los adul­tos ma­yo­res. Si hay ni­ños o per­so­nas con al­gu­na si­tua­ción que les im­pi­da con­tes­tar, una per­so­na adul­ta de­be res­pon­der a nom­bre de ellas.

¿Me pue­den mul­tar si no quie­ro con­tes­tar?

No con­tes­tar las 21 pre­gun­tas del Cen­so po­dría te­ner con­se­cuen­cias. Así lo es­ta­ble­ce la Ley 17.374 del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­cas (INE), que se­ña­la que las mul­tas po­drían ir en­tre los $7.587 y los $151.740.

De acuer­do al Ar­tícu­lo 20 de di­cha nor­ma­ti­va, quie­nes se ne­ga­ren a su­mi­nis­trar los da­tos es­ta­dís­ti­cos que les fue­ren so­li­ci­ta­dos, o que los fal­sea­ren, o al­te­ra­ren, su­fri­rán una mul­ta de una su­ma no in­fe­rior a 1/5 ni su­pe­rior a cua­tro suel­dos vi­ta­les men­sua­les.

Pe­se a es­to, el pa­go de la mul­ta, que pue­de ser ob­je­ta­do an­te el juez de po­li­cía lo­cal, no exi­me a las per­so­nas de con­tes­tar el for­mu­la­rio, y agre­ga que “en ca­so de per­sis­tir la re­bel­día, la mul­ta po­drá ser nue­va­men­te im­pues­ta, au­men­tán­do­se has­ta el do­ble del va­lor se­ña­la­do”.

¿Có­mo se cen­sa­rá a las per­so­nas que es­tén en hos­pi­ta­les, ho­te­les o va­yan a via­jar?

Ade­más del cues­tio­na­rio para vi­vien­das par­ti­cu­la­res -que con­tes­ta­rá la ma­yo­ría de las per­so­nas- exis­ten otros dos cues­tio­na­rios: uno para vi­vien­das co­lec­ti­vas, des­ti­na­do a hos­pi­ta­les, cuar­te­les, cár­ce­les, ho­te­les, re­si­den­cia­les y otros si­mi­la­res; y otro para per­so­nas en trán­si­to, en­fo­ca­do en aque­llas que van via­jan­do (ya sea bus, avión, tren, bar­co). Las per­so­nas que es­tén en una vi­vien­da co­lec­ti­va se­rán cen­sa­das por los mis­mos tra­ba­ja­do­res de las vi­vien­das. En tan­to, las per­so­nas en trán­si­to se de­ben au­to­cen­sar, con los cues­tio­na­rios que les en­tre­guen los con­duc­to­res, au­xi­lia­res, en­car­ga­dos del me­dio de mo­vi­li­za­ción o per­so­nal del ae­ro­puer­to.

¿Qué pa­sa si en la casa só­lo hay me­no­res de edad?

Si son ma­yo­res de 15 años, es­tos po­drán res­pon­der el Cen­so. En ca­so de tra­tar­se de me­no­res de esa edad, el cen­sis­ta pa­sa­rá nue­va­men­te para ver si ha lle­ga­do un adul­to.

Y si vi­vo so­lo y tra­ba­jo, ¿có­mo con­tes­to?

Las per­so­nas que la­bu­ran no es­tán exi­mi­das de res­pon­der el Cen­so. Por es­ta ra­zón, en ca­so que vi­va so­lo y ten­ga que cum­plir un turno de tra­ba­jo, re­ci­bi­rá una ci­ta­ción en su do­mi­ci­lio.

Si soy cen­sis­ta, ¿Có­mo res­pon­do el cues­tio­na­rio?

Si eres cen­sis­ta o su­per­vi­sor, pue­des lle­nar con tus da­tos un for­mu­la­rio cen­sal (que es el que se le en­tre­gó en la ca­pa­ci­ta­ción) y de­jar­lo con los fa­mi­lia­res que es­tén en la casa en el mo­men­to del Cen­so.

En ca­so de que vi­va so­lo, de­be me­ter el for­mu­la­rio en un so­bre ce­rra­do y en­tre­gár­se­lo a un ve­cino o con­ser­je, para que él lo en­tre­gue cuan­do pa­se el cen­sis­ta asig­na­do a su vi­vien­da.

¿Qué pa­sa si no es­toy en mi casa ese día, la vi­vien­da es­tá va­cía o ten­go una de ve­ra­neo?

Los cen­sis­tas sa­ben que una vi­vien­da pue­de te­ner mo­ra­do­res au­sen­tes o pue­de ca­li­fi­car co­mo de­socu­pa­da.

Si lle­ga­ra a pa­sar, él va a seguir con la vi­vien­da si­guien­te y cuan­do ter­mi­ne el re­co­rri­do, vol­ve­rá a es­ta casa que es­ta­ba con mo­ra­do­res au­sen­tes.

Si en es­ta se­gun­da vi­si­ta no es­tu­vie­ran las per­so­nas, se de­ja­rá un pa­pel de ci­ta­ción don­de se les in­di­ca­rá que el cen­sis­ta pa­só por la vi­vien­da. Al exis­tir es­ta ci­ta­ción, lo que se va a pe­dir es que las per­so­nas se acer­quen a de­ter­mi­na­dos lugares para com­ple­tar la en­cues­ta. En el ca­so de las vi­vien­das de ve­ra­neo que se en­cuen­tren de­socu­pa­das, el cen­sis­ta de­be­rá con­sul­tar a los ve­ci­nos por sus mo­ra­do­res y ob­te­ner to­da la in­for­ma­ción dis­po­ni­ble. La ayu­da y el cri­te­rio del eva­lua­dor se­rá fun­da­men­tal para cum­plir con su la­bor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.