¿POR QUÉ lo hi­cie­ron de nue­vo?

Le re­fres­ca­mos la ra­zo­nes del gua­teo de la en­cues­ta na­cio­nal de 2012, que fue pin­ta­da co­mo “la me­jor de la historia”

La Cuarta - - PAÍS - RO­DRI­GO A. RUIZ G. @la­cuar­ta_­rruiz

El 2012, con bom­bos y pla­ti­llos, el en­ton­ces Pre­si­den­te Pi­ñe­ra anun­cia­ba “el me­jor Cen­so de la historia”. Pe­ro la co­sa sa­lió ma­la, al pun­to de que es por eso que aho­ra se tu­vo que re­pe­tir la di­ná­mi­ca.

En to­do ca­so, el de ayer fue un Cen­so abre­via­do, que jus­ta­men­te bus­ca­ba en­men­dar la pe­ga que se hi­zo en la con­sul­ta na­cio­nal de ha­ce un par de años.

¿Sa­be qué co­sas fue­ron las que sa­lie­ron mal y que obli­ga­ron a la apli­ca­ción de es­ta re­pe­ti­ción, que no es­ta­ba en los pla­nes de na­die? Por si nunca ca­chó, o sen­ci­lla­men­te lo bo­rró de su dis­co du­ro, aquí le con­ta­mos las prin­ci­pa­les ra­zo­nes por las que fra­ca­só el Cen­so del 2012.

Lo primero, fue el al­tí­si­mo ni­vel de omi­sión, ya que más de 1 mi­llón 700 mil per­so­nas no pa­sa­ron por el lá­piz de los cen­sis­tas, es de­cir, un 9,6% de la po­bla­ción re­gis­tro ne­ga­ti­vo, lo que pro­vo­có una es­ca­sa re­pre­sen­ta­ción.

Otra de las fa­len­cias fue el con­teo de ex­tran­je­ros, ya que el fa­lli­do Cen­so con­tó 120 mil ha­bi­tan­tes lle­ga­dos des­de otras la­ti­tu­des, mien­tras que en Ex­tran­je­ría ma­ne­ja­ban una ci­fra de 220 mil ex­tran­je­ros, ci­fras muy dis­tan­tes que pu­sie­ron en en­tre­di­cho el es­tu­dio.

Tam­bién se pre­sen­ta­ron fa­llas téc­ni­cas en el apar­ta­do de vi­vien­das aban­do­na­das, que al­can­za­ron un nú­me­ro mu­cho ma­yor al real­men­te es­ti­pu­la­do, ya que los vo­lun­ta­rios mu­chas ve­ces me­tie­ron las pa­tas ca­li­fi­can­do co­mo “aban­do­na­das” a me­jo­ras que só­lo es­ta­ban sin sus mo­ra­do­res.

Don­de tam­po­co le achun­ta­ron fue en la ci­fra de mas­cu­li­ni­dad, que no per­mi­tió es­ta­ble­cer la can­ti­dad real de hom­bres y mu­je­res en Chi­le. ¿Al­go más? Sí, se cree que los da­tos ob­te­ni­dos en te­rreno fue­ron mal in­gre­sa­dos al sis­te­ma.

¿Pa­sa­rá lo mis­mo con el Cen­so de ayer? Es­pe­re­mos que no.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.