MI­CHAEL SE LA JU­GÓ POR EL AMOR DE ÁM­BAR

GUACHÓN LE DI­JO: “YA, VA­MOS A VI­VIR JUN­TOS”

La Cuarta - - ESPECTÁCULOS -

Mi­chael Mur­tagh, de 33 pe­pas, es un ca­bro sa­ni­to que de­rro­cha sen­sua­li­dad y sim­pa­tía. En en­tre­vis­ta con el dia­rio pop, con­tó que en “Do­ble Ten­ta­ción” ca­si se vol­vió lo­co con los dra­mas, pe­ro el flechazo de Cu­pi­do por Ám­bar, lo sal­vó: “Es­toy enamo­ra­do”.

“‘Do­ble Ten­ta­ción’ fue una bo­ni­ta ex­pe­rien­cia, aun­que lo pa­sé me­jor en ‘Amor a Prue­ba’, por­que tu­ve más ami­gos y hu­bo más bue­na onda en­tre los par­ti­ci­pan­tes”, ase­gu­ró co­que­to Mi­chael.

- ¿Es un ro­man­ce ver­da­de­ro lo de Ám­bar?

- Sí, to­tal­men­te. Igual cos­tó al prin­ci­pio, por­que co­mo los dos éra­mos jo­tes, las re­glas del jue­go no per- mi­tían que es­tu­vié­ra­mos jun­tos, en­ton­ces fue un po­qui­to de amor prohi­bi­do, ja­ja­já.

- ¿Có­mo la hi­cie­ron?

- Mi­ra, se fue dan­do de a po­co. Por ejem­plo, com­par­tía­mos los do­min­gos, que eran los días que nos da­ban li­bre, y un día nos be­sa­mos y fue co­mo má­gi­co. Lue­go, se­gui­mos con nues­tro ro­man­ce, co­mo me­dio a es­con­di­das, nos

be­sá­ba­mos cuan­do cam­biá­ba­mos las pi­las del mi­cró­fono o a es­con­di­das de­trás de un ár­bol, has­ta que lle­gó un pun­to en que la pro­duc­ción se dio por ven­ci­da y acep­tó lo nues­tro y ahí re­cién em­pe­za­ron a mos­trar­nos más.

- To­do bien en­ton­ces...

- Sí, pe­ro es­toy un po­qui­to do­li­do por­que nun­ca se nos dio la opor­tu­ni­dad de for­mar pa­re­ja.

- ¿Y có­mo ha si­do la re­la­ción de us­te­des aho­ra que es­tán afue­ra?

- Con Ám­bar es­ta­mos vi­vien­do jun­tos. Yo me fui eli­mi­na­do una se­ma­na an­tes que ella y cuan­do sa­lió la fui a ver al ho­tel y nos mi­ra­mos y di­ji­mos: “Ya, vá­mo­nos a vi­vir jun­tos”. Yo le di­je las ga­nas que te­nia de es­tar con ella y ella me di­jo lo mis­mo, así que de­ci­di­mos dar ese pa­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.