¿Por qué el agua ter­mi­na co­mo cho­co­la­te cuan­do llue­ve?

Di­re de Ser­na­geo­min acla­ra la pe­lí­cu­la y ex­pli­ca có­mo los alu­vio­nes cor­di­lle­ra­nos de­jan la man­sa­ca con el agua po­ta­ble

La Cuarta - - PAÍS - CAR­LOS ZÚ­ÑI­GA V. @la­cuar­ta_­zu­ni­ga

Un to­tal de tres cor­tes ma­si­vos de agua en lo que va de año se han ge­ne­ra­do en la Re­gión Me­tro­po­li­ta­na pro­duc­to de las in­cle­men­cias cli­má­ti­cas en la al­ta cor­di­lle­ra, que han de­ja­do al des­cu­bier­to lo vul­ne­ra­ble que so­mos an­te los em­ba­tes de la ma­dre na­tu­ra.

Y es que bas­ta que una llu­via co­to­ta cum­pla cier­tas ca­rac­te­rís­ti­cas, pa­ra que mi- llo­nes de san­tia­gui­nos nos que­de­mos sin su­mi­nis­tro del vi­tal ele­men­to, y eso que aún ni pien­sa lle­gar el in­vierno.

Se­gún con­tó a La Cuar­ta el di­rec­tor na­cio­nal de Ser­na­geo­min, Ma­rio Pe­rei­ra, los alu­vio­nes, res­pon­sa­bles de la tur­bie­dad de las aguas que abas­te­cen las plan­tas po­ta­bi­li­za­do­ras, son fe­nó­me­nos que van a se­guir ocu­rrien­do, mien­tras ha­yan lluvias in­ten­sas y pro­lon­ga­das en la cor­di­lle­ra, con iso­ter­ma ce­ro muy al­ta.

En to­do ca­so, ad­mi­te que hay cier­tos fac­to­res que fa­vo­re­cen es­tos fe­nó­me­nos, que se­gún la Di­rec­ción Me­teo­ro­ló­gi­ca se se­gui­rán re­pi­tien­do du­ran­te el in­vierno, ya que se es­ti­ma que el fe­nó­meno del Ni­ño po­dría afec­tar la iso­ter­ma ce­ro que su­pe­raría los 3.500 me­tros en la zo­na cen­tral.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.