Lo­la pi­de em­pu­jon­cit pa’ en­ca­trar­se de una con ga­lán

La Cuarta - - OJO, PESTAÑA Y CEJA -

Doc­tor­ci­to:

Qué ex­tra­ño es es­cri­bir­le cuan­do soy quien siem­pre se ríe de sus ca­sos y sus consejos.

Mi­re, le cuen­to, ten­go 23 años, soy una morena de ba­ja es­ta­tu­ra pe­ro que tie­ne har­to que ofre­cer, y no so­lo fí­si­ca­men­te. Voy a la universidad, me gus­ta es­tu­diar, y es ahí don­de co­no­cí a un joven. Ha­ce más de tres años que lo ca­cho y des­de ha­ce unos me­ses co­men­za­mos a su­bir el tono de nuestras con­ver­sa­cio­nes por What­sApp. Has­ta fo­tos hu­bo. La co­sa es que nun­ca se ha po­di­do con­cre­tar na­da pal­pa­ble. Yo sé que al­go quie­re el mu­cha­cho, pues en la universidad me busca y to­das las no­ches me ha­bla aun­que no le res­pon­da. No sé si se­rá só­lo una no­che o al­go más, pe­ro para bien o para mal mi ca­be­za pien­sa ca­da día más en él. No sé qué hacer. Por fa­vor, ¡ayu­dé­me!

Pe­que­ña:

Escribe la tre­men­da car­ta y la res­pues­ta de to­dos quie­nes la le­ye­ron se­rá la mis­ma… ¡co­rra a po­pín pe­lao y tí­re­se el sal­to al to­que! Acá hay atrac­ción, hay amor, hay pa­sión, ca­len­tu­ra, flir­teo, onda, to­do. No sé qué es­tá es­pe­ran­do si quie­re puro re­mo­jar el co­cha­yu­yo y re­gar la plan­ti­ta. No me pre­gun­te ton­te­ras, la res­pues­ta la tie­ne en la ca­be­za y en otra par­te también. Pé­gue­se una bue­na ba­ña­di­ta, dí­ga­le al hom­bre que se la­ve las pa­tas y va­yan a en­ca­trar­se de lo lin­do. Más en­ci­ma es­ta­mos ha­blan­do de una linda pa­re­ja de uni­ver­si­ta­rios, que po­drían formar un no­viaz­go, es­tu­diar jun­tos y ser felices a pun­ta de ca­nas al ai­re y de­ma­ses. Jue­gue, pe­ro al ti­ro. Len­te­ja.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.