LE MA­TA­RON EL POLOLO A HER­MA­NA DE VIDAL

Ig­na­cio Neira iba a bus­car a su pa­re­ja, Ámbar Vidal, cuan­do le dis­pa­ra­ron en seis oca­sio­nes, uno de los ti­ros le dio en la ca­be­za

La Cuarta - - PORTADA - MA­NUEL ARÉ­VA­LO @la­cuar­ta_­ma­nuel

Una tos­ta­de­ra de ba­la­zos re­ci­bió el au­to en el que se mo­vía Ig­na­cio Eduar­do Neira Gue­rra (30), pa­re­ja de Ámbar Scar­lett Vidal Par­do (27), her­ma­na del Rey Ar­tu­ro, quien la tar­de de ayer fue acri­bi­lla­do en la es­qui­na de la ave­ni­da Las In­dus­trias con De­par­ta­men­tal, en la co­mu­na de San Joa­quín.

Se­gún fuen­tes po­li­cia­les, la víc­ti­ma con­du­cía de oc­ci­den­te a orien­te por De­par­ta­men­tal, cuan­do al lle­gar a Be­noz­zo Goz­zo­li, ha­bría si­do in­ter­cep­ta­do por un gru­po de pa­tos ma­los, los que le dis­pa­ra­ron a que­ma­rro­pa al Maz­da 3 de Neira al me­nos en seis oca­sio­nes.

La víc­ti­ma al­can­zó a avan­zar una cua­dra, se ba­jó de la má­qui­na y con sus úl­ti­mas fuer­zas pi­dió ayu­da a gri­tos, des­plo­mán­do­se en la mis­ma ca­lle, se­gún tes­ti­gos del le­tal ata­que.

“A eso de las dos de la tar­de se in­gre­só una de­nun­cia en la que había una per­so­na con un im­pac­to en su ca­be­za. Al lle­gar per­so­nal de Ca­ra­bi­ne­ros se en­cuen­tra con esta per­so­na he­ri­da gra­ve­men­te, sien­do tras­la­da­da rá­pi­da­men­te has­ta la ur­gen­cia del Hos­pi­tal Ba­rros Lu­co, don­de mi­nu­tos des­pués esta per­so­na fa­lle­ce”, se­ña­ló el ca­pi­tán Fe­li­pe Cer­da de la 50 a co­mi­sa­ría de San Joa­quín.

¿DÓN­DE ÁMBAR? ES­TA­BA

Se­gún la ver­sión po­li­cial Neira iba a jun­tar­se con Ámbar Scar­lett, con quien tie­ne dos hi­jos, unas cua­dras más allá del lugar del cruen­to he­cho, la que ha­bría lle­ga­do co­rrien­do a ver a su pa­re­ja que se de­san­gra­ba en la men­cio­na­da es­qui­na.

Sin em­bar­go ver­sio­nes de ve­ci­nos que pre­sen­cia­ron el ata­que, la si­túan co­mo co­pi­lo­to del fallecido.

“Ella se aga­chó para que no le lle­ga­ran los ba­la­zos y lue­go sa­lió del vehícu­lo jun­to al joven pi­dien­do ayu­da, pe­ro ya era muy tar­de para él, es­ta­ba muy mal he­ri­do”, ase­gu­ra­ron mi­ro­nes a La Cuar­ta. La po­li­cía también ba­ra­ja esta hi­pó­te­sis.

PA­PE­LES MAN­CHA­DOS

Se­gún in­for­ma­ción po­li­cial, tan­to Neira co­mo Vidal tie­nen an­te­ce­den­tes po­li­cia­les por di­ver­sos ti­pos de ro­bo, onda en lugar ha­bi­ta­do, con vio­len­cia, en bie­nes na­cio­na­les e incluso a ca­je­ros au­to­má­ti­cos.

Además, el año 2014 Ámbar de­nun­ció a Neira por vio­len­cia in­tra­fa­mi­liar, sin em­bar­go iban y vol­vían en la re­la­ción.

FOR­MA­LI­ZA­DA

Ámbar había si­do for­ma­li­za­da en abril del 2012 por per­te­ne­cer a una ban­da de­di­ca­da a re­ven­tar dis­pen­sa­do­res de bi­lle­tes.

Es­te ca­so, en el que mu­rió acri­bi­lla­do el “cu­ña­do” de Vidal, que­dó en ma­nos de la Bri­ga­da de Ho­mi­ci­dios de la PDI, la que co­men­zó a tra­ba­jar de una para ubi­car a los ase­si­nos de Neira Gue­rra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.