Don Fe­de:

La Cuarta - - OJO, PESTAÑA Y CEJA -

No me can­so de re­pe­tir­lo: el ca­che­teo, el dar­se en cuer­po y al­ma en el ring de cua­tro pe­ri­llas es de co­mún acuer­do. Na­die obli­ga a na­die. Su­ce­de que con años de ha­cer lo mis­mo se vie­nen el abu­rri­mien­to y la in­sa­tis­fac­ción, y de pron­to las co­sas to­man otros rum­bos. Por ejem­plo, un in­sa­tis­fe­cho o in­sa­tis­fe­cha, ad­vier­te, man­da el men­sa­je y si no hay res­pues­ta, se pa­sa al cor­te de la re­la­ción o, en el peor de los ca­sos, al nu­queo he­cho y de­re­cho. Pero us­ted tie­ne suer­te, ya que ella de­ci­dió po­ner­le sa­le­ro a la si­tua­ción y muy em­pe­ño­sa y di­li­gen­te, par­tió a com­prar sus co­si­tas pa­ra ha­cer­la ame­na, atrac­ti­va la co­sa. Ella lo in­vi­tó a su­bir­se a la mi­cro y si no se sube, lo más pro­ba­ble es que se va­ya de PLR por otro más em­pe­ño­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.