“EL CO­LO es el due­ño de mi co­ra­zón”

Paloma No­ram­bue­na, la abo­ga­da que pue­de re­em­pla­zar a Mo­sa co­mo pre­si, se sin­ce­ró y con­tó la du­ra so­bre su ex­clu­si­vo amor por el Eterno

La Cuarta - - DEP - NI­CO­LÁS MÁR­QUEZ

Ha­ce unas se­ma­nas era una co­lo­co­li­na más que alen­ta­ba al Eterno ca­da wi­kén, pero des­de el jue­ves su nom­bre se hi­zo co­no­ci­do en to­do el pue­blo albo.

Es que Paloma No­ram­bue­na ca­si ata­ja la pos­ta que de­jó Aní­bal Mo­sa en la pre­si­den­cia de Blan­co y Ne­gro, pero le pi­dió los guan­tes pres­ta­dos a Pau­lo Gar­cés y pre­fi­rió sol­tar la pe­lo­ta, aun­que so­lo por un ra­to, pues hoy se vo­ta­rá en el di­rec­to­rio por el nue­vo, o nue­va, pre­si­den­te.

- ¿Des­de cuán­do que po­ne los oji­tos blan­cos por el Eterno?

- La ver­dad que des­de chi­ca, por mi abue­lo, yo vi­vía con él, y por mis her­ma­nos, ellos me guia­ron a es­ta pa­sión.

- De ni­ña me ima­gino que tu­vo una ale­gría bien gran­de...

- Sí, te­nía 7 años cuan­do Co­lo Co­lo ga­nó la Co­pa Li­ber­ta­do­res, y aun­que soy hin­cha des­de muy chi­ca, ese mo­men­to fue un pun­to de in­fle­xión en mi fa­na­tis­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.