Pa­re­ja de ca­ra­bi­ne­ros cus­to­dia la ca­sa día y no­che

La Cuarta - - PAÍS -

Dos Ca­ra­bi­ne­ros, con pin­ta de po­li­cía po­lar, vi­gi­lan de día y de no­che la ca­sa de Na­bi­la des­de que la jus­ti­cia de­cla­ró cul­pa­ble a Mau­ri­cio Or­te­ga, ex pa­re­ja de la mu­jer, por el sal­va­je ata­que que ella su­frió la ma­dru­ga­da del 14 de ma­yo del 2016.

Pa­ra­dos en la ve­re­da del fren­te de la ca­lle Al­fon­so Serrano de Coy­hai­que, los uni­for­ma­dos cuen­tan que mu­cha gen­te, la ma­yo­ría pe­rio­dis­tas, ha cir­cu­la­do por el sec­tor. Ellos tie­nen la mi­sión de guar­dar la tran­qui­li­dad de la ma­dre y sus ni­ños. “Has­ta aho­ra to­do ha es­ta­do tran­qui­lo”, con­tó uno de los uni­for­ma­dos que con­ver­só con La Cuar­ta.

A ellos no los mo­les­tan, só­lo vi­gi­lan que na­die se pa­se pa­ra la pun­ta.

Na­bi­la nos con­tó que le da tran­qui­li­dad que la po­li­cía es­té al fren­te por­que no con­fía en la fa­mi­lia de Mau­ri­cio, me­nos des­pués de que la jus­ti­cia de­cla­ró que el pa­dre de sus dos ni­ños más chi­cos era cul­pa­ble de lo que le pa­só a ella.

“A esa gen­te yo la creo ca­paz de to­do por sal­var­lo a él. Pre­sio­na­ron a to­dos pa­ra que cam­bia­ran lo pri­me­ro que de­cla­ra­ron. Yo me pre­gun­to ¿por qué? Has­ta el ni­ño que fue tes­ti­go de esa no­che se tu­vo que ir de Coy­hai­que, yo no con­fío y por eso no le abro la puer­ta a na­die”, con­fe­só.

Los ve­ci­nos co­no­cen la his­to­ria de la mu­jer, pero an­tes no la ubi­ca­ban por­que no era del sec­tor. “Yo vi­vía en la par­te al­ta, don­de no es muy buen ba­rrio y lle­gar es más di­fí­cil por­que el ca­mino no es muy bueno. Por eso es­toy an­sio­sa de que me lle­gue la ayu­da que me ofre­ció la Pre­si­den­ta pa­ra cam­biar­me más aba­jo y, de­fi­ni­ti­va­men­te, es­ta­ble­cer­me por­que es­ta ca­sa no es mía”, di­jo Na­bi­la mien­tras uno de sus chi­qui­llos se col­ga­ba de su cue­llo.

“Yo no con­fío, por eso no le abro la puer­ta a na­die”. Na­bi­la Ri­fo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.