Ca­che qué ha­cer en ca­so de tem­blo­res

Ex­per­tos des­me­nu­zan mi­tos y ver­da­des pa­ra po­ner­se a sal­vo

La Cuarta - - PAÍS - BE­LÉN MUÑOZ @la­cuar­ta_­be­len

Los re­me­zo­nes en Chi­le son pan de ca­da día. Por es­ta ra­zón, dos ca­pe­ru­zos en pre­ven­ción en­tre­ga­ron sus recomendaciones pa’ que ca­che qué ha­cer cuan­do lo pi­lle un tem­blor.

Alex Ger­hard, de la Aso­cia­ción Chi­le­na de Se­gu­ri­dad, ha­bló so­bre

¿LA ME­JOR OP­CIÓN ES

ES­TAR DE­BA­JO DE UNA ME­SA?

el “trián­gu­lo de la vi­da”, que su­pues­ta­men­te es un es­pa­cio que se for­ma al la­do de los ob­je­tos co­mo so­fás u otro ti­po de mue­bles, cuan­do el te­cho cae so­bre ellos.

“Es efec­ti­vo que exis­te. Lo que pa­sa es que en Chi­le no es tan útil, por­que en ge­ne­ral nues­tras cons­truc­cio­nes re­sis­ten bien. Por ejem­plo, en Ita­lia un gra­do 5 se ca­yó to­do, se caen las es­truc­tu­ras y ahí se­ría bueno

¿ARRAN­CAR DE LA CA­SA MÁS RÁ­PI­DO QUE BOLT ES LO CO­RREC­TO?

co­lo­car­se al la­do de una ca­ma, don­de se crea ese án­gu­lo se­gu­ro, un trián­gu­lo rec­tán­gu­lo. Re­co­men­da­ría, en cam­bio, es­tar más aten­to a mi­rar ha­cia arri­ba, a ver si se pue­de caer una lámpara en­ci­ma, etc.”.

Mien­tras Pau­lo Fi­gue­roa, Je­fe Na­cio­nal de Pre­ven­ción de Ries­gos de la U. San Se­bas­tián, se­ña­ló que “no hay li­te­ra­tu­ra cien­tí­fi­ca que ava­le el trián­gu­lo

¿HAY QUE ABRIR AL TO­QUE LA PUER­TA SI HAY UN SIS­MO?

de la vi­da sea un lu­gar se­gu­ro”.

Agre­gó que “en ca­so de cons­truc­cio­nes an­ti­guas (ado­be), de­be ale­jar­se de las mu­ra­llas, prin­ci­pal­men­te por­que sue­len des­pren­der­se es­te ti­po de mu­ros y caer­se”.

¿SE DE­BE CO­LO­CAR DE­BA­JO DE UN MAR­CO EN UN SIS­MO? ¿QUÉ HA­CER SI EL MO­VI­MIEN­TO LO PI­LLA EN EL AU­TO? ¿AH?

RES­PUES­TA RES­PUES­TA RES­PUES­TA

El pre­ven­cio­nis­ta de ries­go, Pau­lo Fi­gue­roa, ha­bló so­bre uno de los mi­tos que siem­pre tie­ne la ba­rra an­te los tem­blo­res. Si es me­jor abrir la puer­ta o no. “Efec­ti­va­men­te hay que abrir la puer­ta de la ca­sa o de­par­ta­men­to por las de­for­ma­cio­nes que se pro­du­cen cuan­do se mue­ven las es­truc­tu­ras y la puer­ta pue­de que­dar tra­ba­da”, con­clu­yó. Pa­ra Fi­gue­roa, no to­dos los mar­cos de puer­ta sir­ven a la ho­ra de un mo­vi­mien­to te­lú­ri­co: “hay cons­truc­cio­nes que tie­nen ma­te­rial li­viano, co­mo ma­de­ra o ta­bi­que­ría y en ese ca­so no es re­co­men­da­ble. En cam­bio si hay es­truc­tu­ras só­li­das, co­mo fie­rro, sí se pue­de ocu­par pa­ra pro­te­ger­se. las puer­tas prin­ci­pa­les de las vi­vien­das o de­par­ta­men­tos son de fie­rro por­que es­tán re­for­za­das, así que es el me­jor lu­gar pa­ra co­lo­car­se”. Alex Ger­hard, de la Aso­cia­ción Chi­le­na de Se­gu­ri­dad, afir­mó que no se de­be sa­lir por nin­gún mo­ti­vo del au­to: “sa­lir es pe­li­gro­so, por­que hay ca­ble­ríos, pos­tes o ár­bo­les que le pue­den caer en­ci­ma”. En tan­to, el pre­ven­cio­nis­ta de ries­go Pau­lo Fi­gue­roa di­jo que “es im­por­tan­te dis­mi­nuir la ve­lo­ci­dad has­ta de­te­ner­se. En nin­gún ca­so fre­nar brus­co, por­que pue­de pro­vo­car un ac­ci­den­te”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.