¡Ojo!: Jue­go mal­di­to ya es­tá en Chi­le

PDI in­ves­ti­ga el es­tú­pi­do re­to Ba­lle­na Azul y ya re­ci­bió la de­nun­cia de una su­pues­ta víc­ti­ma en An­to­fa

La Cuarta - - PAÍS - CAR­LOS ES­CO­BAR @la­cuar­ta_­car­los w w w . l a c u a r t a . c o m

La ma­yo­ría de los adul­tos des­co­no­cen en qué con­sis­te el re­to de La Ba­lle­na Azul, el jue­go po­pu­la­ri­za­do en re­des so­cia­les, que in­clu­so in­ci­ta al sui­ci­dio de ado­les­cen­tes en el mun­do.

La ton­te­ra, cu­yo nom­bre se de­be a que los ce­tá­ceos va­ran y mue­ren en la cos­ta, par­tió ha­ce va­rios años en Ru­sia y en­tre no­viem­bre de 2015 y abril de 2016 se re­por­ta­ron 130 muer­tes de jó­ve­nes que par­ti­ci­pa­ban en gru­pos ce­rra­dos de Fa­ce­book o What­sapp con el nom­bre del ma­mí­fe­ro. Y rá­pi­da­men­te cru­zó sus gé­li­das fron­te­ras.

Mu­chos no en­tien­den qué los mo­ti­va. Lo cier­to es que la si­có­lo­ga de la Uni­ver­si­dad San­to To­más, Ja­de Or­tiz, sos­tie­ne que se de­be “a la ne­ce­si­dad de iden­ti­dad y sen­tir que per­te­nez­co a un gru­po, que soy ca­paz de cru­zar lí­mi­tes”.

Co­mo el jue­gui­to se lle­va a ca­bo en gru­pos ce­rra­dos, es pe­lu­do de­tec­tar cuán­do los ca­bros jue­gan, a me­nos que los pi­llen mien­tras lle­van a ca­bo cier­tas prue­bas, co­mo ver pe­lí­cu­las de te­rror por un día, pa­sar un día sin dor­mir o di­bu­jar­se una ba­lle­na en un bra­zo con una agu­ja. ¡Ojo ahí!

A mo­do de pre­ven­ción el ca­po en hip­no­sis, Cris­tó­bal Schi­lling, su­gie­re que “la aten­ción de los pa­dres es fun­da­men­tal. El es­tar per­ma­nen­te­men­te che­quean­do en qué es­tán los hi­jos, qué jue­gos es­tán ha­cien­do, qué ti­po de ac­cio­nes es­tán rea­li­zan­do en ca­da uno de ellos, es re­le­van­te”.

EN EL PAÍS

La si­tua­ción tie­ne en aler- ta a la Po­li­cía de In­ves­ti­ga­cio­nes, pues la lle­ga­da de es­te jue­go (y sus pos­te­rio­res sui­ci­dios) ya han si­do re­por­ta­dos en Su­da­mé­ri­ca. De he­cho, en Co­lom­bia y Bra­sil se in­ves­ti­gan muer­tes li­ga­das a es­to.

En Chi­li­to ya se re­por­tó el ca­so de una ni­ña le­sio­na­da por par­ti­ci­par su­pues­ta­men­te en la ton­te­ri­ta. Se tra­ta de una ni­ña de 12 años quien fue in­ter­na­da con 15 cor­tes en su bra­zo, he­cho que fue de­nun­cia­do por la ma­dre a la Bri­ga­da de In­ves­ti­ga­ción Cri­mi­nal (Bri­cim) de An­to­fa­gas­ta.

Se­gún in­di­có su ma­dre a la po­li­cía, las he­ri­das se ge­ne­ra­ron por­que la ni­ña in­ten­tó “di­bu­jar­se” la si­lue­ta de una ba­lle­na en su bra­zo.

El co­mi­sa­rio de la Bri­ga­da del Ci­ber­cri­men Me­tro­po­li­ta­na de la PDI, Ernesto Jimeno, re­co­no­ció que “nos han lle­ga­do co­rreos y lla­ma­dos de apo­de­ra­dos y co­le­gios preo­cu­pa­dos pa­ra sa­ber del te­ma”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.