De­vuel­ven ban­de­ra del te­nien­te Me­rino

Ar­gen­ti­nos la arre­ba­ta­ron en Ay­sén en ple­na épo­ca de ata­dos por La­gu­na del De­sier­to

La Cuarta - - PAÍS - SEIGI MI­RAN­DA @la­cuar­ta_ seigi w w w . l a c u a r t a . c o m

Uno de los episodios más brí­gi­dos de la dispu­ta por la so­be­ra­nía de La­gu­na del De­sier­to, en­tre nues­tro país y Ar­gen­ti­na, tie­ne hoy un sim­bó­li­co final.

La ban­de­ra, que fue cho­rea­da por los tras­an­di­nos des­de un cuar­tel chi­leno en Ay­sén tras la muer­te del te­nien­te Her­nán Me­rino Co­rrea, vol­ve­rá a nues­tro te­rru­ño des­pués de 52 años.

El em­ble­ma pa­trio se­rá re­gre­sa­do por la mi­nis­tra de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca tras­an­di­na, Pa­tri­cia Bull­rich, en la ce­re­mo­nia de con­me­mo­ra­ción de los 90 años de Ca­ra­bi­ne­ros, en se­ñal de amis­tad en­tre las dos na­cio­nes.

¿QUIÉN ES EL TE­NIEN­TE ME­RINO?

El epi­so­dio que hi­zo mí­ti­co al uni­for­ma­do se re­mon­ta a oc­tu­bre de 1965 cuan­do co­lo­nos na­cio­na­les, en La­gu­na del De­sier­to, se que­ja­ron de ser hos­ti­ga­dos por gen­dar­mes che por­que es­ta­rían en te­rri­to­rio ar­gen­tino. En esos días la zo­na era chi­le­na y en 1995, tras una ne­go­cia­ción des­fa­vo­ra­ble a no­so­tros, pa­só a ser con­tro­la­da por Ar­gen­ti­na.

El 6 de no­viem­bre del ‘65, Ca­ra­bi­ne­ros par­tió a la pro­pie­dad del acha­ca­do com­pa­trio­ta pa­ra pro­te­ger la so­be­ra­nía na­cio­nal. La pa­tru­lla es­ta­ba a car­go del ma­yor Mi­guel Torres y la in­te­gra­ban tam­bién el te­nien­te Me­rino, el sar­gen­to Mi­guel Man­rí­quez y dos ca­ra­bi­ne­ros más.

El ma­yor se in­ter­nó en el bos­que, don­de ha­brían es­ta­do es­con­di­dos 90 gen­dar­mes, y con la in­ten­ción de evi­tar el enfrentamiento co­men­zó a gri­tar.

Me­rino sa­lió tras de él pa­ra pro­te­ger­lo y jus­to cuan­do pa­re­cía que ya na­da su­ce­de­ría, una ba­la sur­có el ai­re y fue a dar en me­dio del pe­cho del te­nien­te, quien ca­yó mor­tal­men­te he­ri­do en aque­llas gé­li­das tie­rras. “Me fregaron mi ma­yor”, ha­bría di­cho an­tes de fa­lle­cer.

La llu­via de ba­las que si­guió hi­rió a otros dos uni­for­ma­dos chi­le­nos. To­dos, jun­to a la ban­de­ra que les fue arre­ba­ta­da, fue­ron lle­va­dos a Ar­gen­ti­na co­mo pri­sio­ne­ros.

El 8 de no­viem­bre re­gre­sa­ron los cin­co hom­bres a te­rri­to­rio na­cio­nal... la ban­de­ra se que­dó allá has­ta hoy.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.