Doc­tor Ca­ri­ño:

La Cuarta - - OJO, PESTAÑA Y CEJA -

Co­no­cí a una mo­de­lo en un des­fi­le que hu­bo en una mu­ni. Yo es­ta­ba a car­go de la ilu­mi­na­ción y me enamo­ré cuan­do la vi. Una co­lom­bia­na con unas cur­vas im­pen­sa­das en Chi­le. Us­ted sa­be, le ha­blo de dos glo­bos por de­lan­te y un glo­bo por de­trás. Pe­ro an­tes de jun­tar­me con ella me ba­jó el an­ge­li­to que lle­vo den­tro y me fui para la ca­sa. Soy ca­sa­do, fe­liz y con dos ca­bros chi­cos. Y acá es­toy, re­ci­bien­do unos wa­sap te­rri­bles. De esos a po­to­pe y unos au­dios que son para in­vo­car al mu­ñe­co a ca­da ra­to. El otro día aga­rré un ta­xi y fui para su ca­sa. En la puer­ta, me de­vol­ví y re­gre­sé a mi ho­gar. Es­toy de­ses­pe­ra­do y lle­ga­rá el día en que voy a caer. Ayu­da

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.