CIN­CO NI­ÑAS SON LAS PRI­ME­RAS VÍC­TI­MAS DEL JUE­GO DE LA BA­LLE­NA AZUL EN CHI­LE

A la de­nun­cia de una me­nor en An­to­fa, ayer se su­ma­ron cua­tro ni­ñas que ca­ye­ron en el ma­ca­bro jue­go en Pa­dre las Ca­sas

La Cuarta - - PORTADA - CAR­LOS ES­CO­BAR @la­cuar­ta_­car­los

“Quien le en­vía el link de par­ti­ci­par en es­te jue­go de la ba­lle­na es un ami­go que tam­bién es me­nor de edad y que se­ría ex­tran­je­ro... ac­tual­men­te no es­ta­ría en el país”.

El je­fe de la Bri­crim de la PDI de An­to­fa, sub­pre­fec­to Juan Fer­nán­dez, re­la­tó un avan­ce de la in­ves­ti­ga­ción por el ca­so de “La Ba­lle­na Azul”, que de­nun­ció una me­nor de 12 años de la ciu­dad jun­to a su ma­dre y la si­có­lo­ga de su es­cue­la.

El po­li­cía con­tó que la chi­qui­ta fue in­vi­ta­da a ju­gar por un ami­go de Fa­ce­book al­re­de­dor de las 22 ho­ras del mar­tes, y que lle­gó has­ta la quin­ta eta­pa del jue­go que ya cau­só el sui­ci­dio de 130 pitufos en Ru­sia.

La pe­que­ña an­to­fa­gas­ti­na sa­bía que el fi­nal es­tá li­ga­do a la muer­te y se de­tu­vo con 17 mar­cas de he­ri­das en su an­te­bra­zo.

Es­te jue­go se ha vi­ra­li­za­do por in­ter­net ha­ce dos años. Apun­ta prin­ci­pal­men­te a ni­ños vul­ne­ra­bles de en­tre 12 y 16 años, quie­nes de­ben pa­sar por 50 eta­pas, en­tre ellas com­ple­tar el di­bu­jo de una ba­lle­na en su piel.

Es­pe­cí­fi­ca­men­te, en An­to­fa­gas­ta se en­tre­gó la alerta de no acep­tar la so­li­ci­tud de amis­tad ni to­mar en cuen­ta los men­sa­jes en Fa­ce­bok de “Ali­ne Be­ze­rros”, pues­to que se­ría un ad­mi­nis­tra­dor de La Ba­lle­na Azul.

“La me­nor tam­bién ma­ni­fes­ta­ba que pa­sa­da la se­gun­da eta­pa le de­cían que si no se­guía con la eta­pa si­guien­te iban a agre­dir o ma­tar a un fa­mi­liar”, di­jo el sub­pre­fec­to.

El Ci­ber­cri­men, con los da­tos de la ni­ña y su per­fil de Fa­ce­book, in­ves­ti­ga para es­ta­ble­cer si las he­ri­das es­tán re­la­cio­na­das con el jue­go y co­no­cer la pro­ce­den­cia de la in­vi­ta­ción.

La ni­ña es­tu­dia en la Es­cue­la F-60 Ar­man­do Ca­rre­ra Gon­zá­lez y no ha asis­ti­do a cla­ses.

“Tam­bién se es­tán rea­li­zan­do di­li­gen­cias da­do que ella so­la­men­te da­ba un nom­bre y un ape­lli­do del jo­ven que le abría en­via­do es­ta in­vi­ta­ción y que has­ta el día de ayer no es­ta­ba ubi­ca­do. Y hoy la te­ne­mos más o me­nos ubi­ca­da a es­ta per­so­na, que sí efec­ti­va­men­te exis­te y se­ría un ciu­da­dano ex­tran­je­ro y que no es­ta­ría en el país. Esos son los an­te­ce­den­tes que te­ne­mos has­ta la fe­cha”, ex­pli­có Fer­nán­dez.

- ¿Es po­si­ble que ha­yan más ca­sos de la Ba­lle­na Azul en el país?

- Has­ta el mo­men­to en la re­gión no te­ne­mos nin­gu­na otra de­nun­cia por es­te jue­go de la Ba­lle­na Azul. Y has­ta ayer el Ci­ber­cri­men, que es­tá a car­go de es­te te­ma, reali­zó una cam­pa­ña y tam­po­co tie­ne an­te­ce­den­tes de de­nun­cia a ni­vel na­cio­nal. - ¿Qué tie­ne la ni­ña?

- La ni­ña en su an­te­bra­zo ma­ni­fes­ta­ba 17 cor­tes con, al pa­re­cer, un ele­men­to cor­tan­te. Ella di­ce que era un cu­chi­llo co­ci­ne­ro, pe­ro son he­ri­das su­per­fi­cia­les, no son pro­fun­das. Ella fue tras­la­da­da al Hos­pi­tal Re­gio­nal, se le cons­ta­toó le­sio­nes y le hi­cie­ron cu­ra­cio­nes.

SU­MA Y SI­GUE

Pe­ro la­men­ta­ble­men­te la ni­ña de An­to­fa no es el úni­co ca­so de “Ba­lle­na Azul”, ya que du­ran­te la tar­de de ayer de su­ma­ron 4 nue­vas víc­ti­mas.

Es­ta vez el ma­ca­bro jue­go ha­bría lle­ga­do has­ta una es­cue­la de Pa­dre las Ca­sas, en la No­ve­na Re­gión.

El he­cho que­dó al des­cu­bier­to lue­go que una escolar le con­fe­sa­ra a su ma­dre que es­ta­ba par­ti­ci­pan­do en la ton­te­ri­ta jun­to a otras tres com­pa­ñe­ras.

Se­gún in­di­có el ma­yor de ca­ra­bi­ne­ros, Pa­blo Zen­teno, la ni­ña te­nía una se­rie de he­ri­das en su bra­zo y ya iba en la dé­ci­ma eta­pa del jue­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.