ERA PU­RO PA­QUE­TE... ¡NO VA MÁS!

El mo­de­lo de cal­zon­ci­llos se vol­vió a le­sio­nar, se­gún sus pro­pias pa­la­bras en la te­le. Pe­ro los “sa­pos” di­cen que am­bos es­tán ene­mis­ta­dos y que ya no vol­ve­rá a ves­tir­se de cor­to es­te se­mes­tre.

La Cuarta - - DEPORTES - J. SÁN­CHEZ LEI­VA @la­cuar­ta_­jor­ge

El afi­che “na­ri­gón”, ese que las pe­lo­láis se ro­ban de los pa­ra­de­ros de las mi­cros, se­rá el úni­co re­cuer­do que de­ja­rá Mark Gon­zá­lez es­te se­mes­tre.

Es que la mal­di­ción de Car­los Cas­zely se hi­zo reali­dad y el mo­de­lo de cal­zon­ci­llos “con cue’a ju­gó dos partidos” con el ma­pu­che en el pe­cho.

La ver­sión ofi­cial es que un des­ga­rro en los ge­me­los lo de­ja­rá vien­do el cam­peo­na­to por te­vé. “Se le­sio­nó la se­ma­na pa­sa­da, sin­tió un pinchazo”, lo jus­ti­fi­có Pa­blo Gue­de.

Es más, an­te los ru­mo­res de si es­ta­ba cor­ta­do o cha­to, Mark par­ló en Fox Sports y afir­mó que, “aho­ra sí es cier­to. Se ha ha­bla­do siem­pre que no es­toy en el equi­po, que es­toy le­sio­na­do, con al­gu­na mo­les­tia mus­cu­lar. He es­ta­do ale­ja­do de la pren­sa de­por­ti­va por lo mis­mo, pe­ro es­ta vez me atre­vo a acla­rar­lo. Es ver­dad”.

Pe­ro los “sa­pos” que abun­dan en la Ru­ca tie­nen una ver­sión más sa­bro­sa de la mar­gi­na­ción del zur­do. Los ba­tra­cios fi­jan el dis­tan­cia­mien­to en­tre am­bos, tras el Su­per­clá­si­co al que Mark no asis­tió, pe­se a que to­do el plan­tel se dio ci­ta en el Na­cio­nal.

El odio al­can­zó su “pik” de sin­to­nía el mar­tes pa­sa­do. Don­de, se­gún nos con­ta­ron nues­tros an­fi­bios, Gue­de y Gon­zá­lez tu­vie­ron un in­ter­cam­bio de pa­la­bras po­co amis­to­so tras la práctica, y eso ter­mi­nó por se­llar el fu­tu­ro del ex cru­za­do.

Ver­sión que, co­mo siem­pre pa­sa en es­tos ca­sos, fue lan­za­da al cór­ner por el “Pu­to Amo”.

“Yo no dis­cu­tí con él. Eso es to­tal­men­te fal­so”, res­pon­dió el ar­gen­tino en con­fe­ren­cia de pren­sa an­te la pre­gun­ta del

Pop. Pe­ro re­co­no­ció que es di­fí­cil que el “Co­co­te­ro” se vuel­va a ves­tir de cor­to. “Van a que­dar dos partidos y si lle­ga para re­cu­pe­rar­se, se­rá una al­ter­na­ti­va”, se­ña­ló y ter­mi­nó por se­pul­tar de­fi­ni­ti­va­men­te la re­no­va­ción au­to­má­ti­ca del ca­rri­le­ro en la ins­ti­tu­ción blan­ca.

El chi­qui­llo fir­mó un con­tra­to en enero pa­sa­do, don­de se lee cla­ri­to que de­be cum­plir con el 70% de los partidos dispu­tados para que su vínculo se ex­tien­da sin con­cur­sos ni sorteos por otro seis me­ses.

O sea, de los 2.700 mi­nu­tos po­si­bles que se su­da­rán es­te año, el “3” de­be su­mar 1.890.

Me­ta que se ve más le­ja­na que la paz mun­dial, pues el pierno apo­lí­neo de la Mau­ra lle­va só­lo 185 mi­nu­tos en can­cha y si no su­ma más en el Clau­su­ra, só­lo po­drá lle­gar a 1.535 mi­nu­tos pi­san­do... ¡la pe­lo­ti­ta!

Eso siem­pre y cuan­do no se pier­da ni un só­lo se­gun­do del cam­peo­na­to de Transición, que es­tá pro­gra­ma­do para el se­gun­do se­mes­tre.

Pe­ro co­mo la mal­di­ción de Cas­zely no fa­lla, lo más pro­ba­ble es que eso no ocu­rra. Si has­ta se nos le­sio­nó un de­do es­cri­bien­do es­ta no­ta...

Yo no dis­cu­tí con él. Es to­tal­men­te fal­so. Tie­ne una le­sión”.

P. Gue­de, so­bre el sa­peo de una pe­lea con Mark.

Aho­ra si es cier­to. Es­toy le­sio­na­do”.

Mark, con­tó su ver­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.