MI­NIS­TRA SE RAJA CON BU­SES ELÉC­TRI­COS PA’L TRAN­SAN­TIA­GO

Nuevos con­tra­tos obli­ga­rán a ca­da em­pre­sa a te­ner al me­nos 15 mi­cros eléc­tri­cas y otras 15 de al­to es­tán­dar

La Cuarta - - PORTADA - w w w . l a c u a r t a . c o m

Ha­ce 46 días que Pao­la Ta­pia asu­mió co­mo mi­nis­tra de Trans­por­tes y uno de los pri­me­ros ca­chos que tu­vo que en­fren­tar fue el pro­ce­so de li­ci­ta­ción de con­tra­tos de Tran­san­tia­go.

Se­gu­ro que al­gún ami­go le tie­ne que ha­ber di­cho “pé­ga­le el chu­te pa’l pró­xi­mo go­bierno no­más, no te ha­gas pro­ble­mas”, pe­ro la pri­me­ra mu­jer en el car­go no le hi­zo el qui­te al la­bu­ro y se pe­gó el sal­to, por­que li­ci­tar al­go nue­vo “pue­de im­pac­tar más po­si­ti­va­men­te en la vi­da de las per­so­nas, co­mo lo vi­mos con el bus de dos pi­sos, que nos mos­tró de for­ma prác­ti­ca la luz de es­pe­ran­za a la que te­ne­mos que ir”, ti­ró con cual­quier fe en el pro­ce­so.

Y entre los cambios lla­ma­ti­vos que ten­drá la nue­va li­ci­ta­ción, que se ha­rá en 2018, es­tá la obli­ga­ción de los ope­ra­do­res de te­ner, co­mo mí­ni­mo, 15 bu­ses eléc­tri­cos y otros 15 bu­ses con al­to es­tán­dar.

¿Cómo? Sí, poh, tal cual, con aire acon­di­cio­na­do, con asien­tos más có­mo­dos y to­da la cha­ya del pri­mer mun­do. Si el bus de dos pi­sos era una pro­ba­di­ta de lo que ven­drá no­más.

Y ob­vio que apar­te de más comodidad y se­gu­ri­dad, al cum­plir la nor­ma Eu­ro 6, le pe­ga­rán un pa­lo en la ca­be­za a la con­ta­mi­na­ción y al mal­di­to rui­do.

¿Y cuán­do se­ría tan­ta ma­ra­vi­lla? Co­mo el pro­ce­so de li­ci­ta­ción de­be­ría es­tar lis­téi­lor por ahí por oc­tu­bre del pró­xi­mo año, en el ve­rano 2018-2019 po­dría­mos ver los pri­me­ros de es­tos bu­ses fi­le­te por las ca­lle­ci­tas de la ca­pi­tal.

- Es­tos bu­ses de­ben ser más ca­ro­zi, ¿ha­rán que suba el pa­sa­je de la mi­cro?

- In­cor­po­ra­mos es­tos bu­ses den­tro del es­que­ma ac­tual de fi­nan­cia­mien­to, por eso es que no po­de­mos traer más. Qui­sié­ra­mos te­ner más bu­ses de esas ca­rac­te­rís­ti­cas, pe­ro lo ha­ce­mos así por­que te­ne­mos que ser res­pon­sa­bles”, res­pon­dió la se­cre­ta­ria de Es­ta­do, co­mo pa’ que la ba­rra va­ya que­dán­do­se tran­qui.

La idea es, tras ca­char que la co­sa fun­cio­na bien, ir in­cor­po­ran­do más de es­tas cro­mis al sis­te­ma.

CON­DUC­TO­RES

“Cuan­do de­ci­di­mos li­ci­tar, de­ci­di­mos ha­cer­lo a puer­tas abiertas, es­cu­cha­mos no só­lo a ex­per­tos, sino tam­bién a or­ga­ni­za­cio­nes co­mo la Me­sa So­cial por el Tran­san­tia­go, que in­clu­ye a Co­na­de­cus, a los usua­rios, a los con­duc­to­res”, cuenta la mi­nis­tra, y con to­da esa in­fo han ido con­si­de­ran­do un lo­te de as­pec­tos.

Por ejem­plo, me­jo­rar las con­di­cio­nes de hi­gie­ne con que tra­ba­jan los cho­fe­res, los es­pa­cios de ali­men­ta­ción, sus nor­mas de se­gu­ri­dad, con más cá­ma­ras y ca­bi­nas se­gre­ga­das y cli­ma­ti­za­das, etc.

Le po­ne el pe­cho a las ba­las

La mi­nis­tra no es­tá ni ahí con chu­tear la li­ci­ta­ción pa’l pró­xi­mo go­bierno y le po­ne pino pa’ que el Trans­cha­go me­jo­re.

MAU­RI­CIO MAR­TÍ­NEZ

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.