SE PE­LEAN POR SA­CAR­SE FOTOS CON CHI­LENO QUE ES REY DE LA LU­CHA EN JA­PÓN

Die­go Es­co­bi­lla­na es el úni­co la­tino que com­pi­te en los rings del Sol Na­cien­te

La Cuarta - - PORTADA - BE­LÉN MU­ÑOZ @la­cuar­ta_­be­len

La WWE grin­ga es la cum­bia pa­ra mi­llo­nes de ño­ños y aman­tes de las chu­le­tas que po­nen los oji­tos blan­cos vien­do co­mo sus lu­cha­do­res fa­vo­ri­tos se apo­rrean has­ta con si­lla­zos por la ca­be­za, una ten­den­cia que aun­que no tan co­no­ci­da, es igual de po­pu­lar en Ja­pón.

¿Y us­ted se pre­gun­ta­rá que tie­ne que ver es­to con no­so­tros? Re­sul­ta que en la “Tie­rra del Sol Na­cien­te” hay un chi­leno ha­cien­do pa­tria y que la rom­pe na­da me­nos que co­mo lu­cha­dor en la DDT Pro Wrestling Ja­pan, la ver­sión ni­po­na de la WWE.

El chu­le­te­ro es Die­go Es­co­bi­lla­na (29), cu­yo nom­bre de com­ba­te es “Guan­chu­lo”, y que es to­da una es­tre­lla al otro la­do del mundo, don­de se con­vir­tió en lu­cha­dor de ma­ne­ra com­ple­ta­men­te ac­ci­den­tal.

Se­gún ex­pli­ca, to­do se ini­ció el año 2002, cuan­do em­pe­zó a ver las mo­chas de la WWE por la te­le. Su pasión por los cos­ca­chos fue cre­cien­do con los años has­ta que ha­ce dos de­ci­dió dar un gi­ro a su vi­da.

Es­te ran­ca­güino, con es­tu­dios de pe­da­go­gía en in­glés, se vi­ró a Ja­pón pa­ra prac­ti­car di­cho de­por­te, y lo que par­tió ca­si co­mo una en­tre­ten­ción, se trans­for­mó en una pega a ni­vel pro­fe­sio­nal.

“Guan­chu­lo” se es­ta­ble­ció en To­kio don­de com­pi­te en el gru­po de lu­cha­do­res de pri­mer ni­vel, lo que le ha per­mi­ti­do ser co­no­ci­do y te­ner mi­les de se­gui­do­ras que no du­dan en usar po­le­ras con su ca­ra es­tam­pa­da.

El so­cio, el úni­co la­tino com­pi­tien­do en la se­rie, re­co­no­ce que allá la pasión por es­te de­por­te es cuá­ti­ca, al pun­to que in­clu­so lo han lla­ma­do a pe­leas que se rea­li­zan en los pa­si­llos de un tren, don­de la gen­te que via­ja, va dis­fru­tan­do del show pa­ra ha­cer más cor­to el tra­yec­to.

- ¿Qué te mo­ti­vó a par­tir a esas tie­rras tan le­ja­nas?

- Ha­ce cua­tro años vi­ne a Ja­pón por pri­me­ra vez y es­tu­ve un año. El 2015 vol­ví y ya lle­vo más de un año y me­dio acá, ya que me enamo­ré del pro­fe­sio­na­lis­mo con que se prac­ti­ca es­te de­por­te.

- ¿De dón­de vie­ne tu nom­bre “Guan­chu­lo”?

- Una vez es­cu­ché a mi pa­pá de­cir al­go con chu­lo y des­de ese mo­men­to se me que­dó gra­ba­do. Un día de la na­da na­ció el nom­bre.

- ¿Por qué crees que te ha ido tan bien en Ja­pón?

- Por­que he te­ni­do que tra­ba­jar y es­for­zar­me más que los pro­pios ja­po­ne­ses pa­ra al­can­zar mis ob­je­ti­vos.

- ¿Tie­nes in­ten­cio­nes de vol­ver a Chi­le?

- Por su­pues­to que si, pe­ro aún no ten­go cla­ro cuan­do.

- ¿Te cos­tó acos­tum­brar­te a otra cul­tu­ra? ¿Echas de me­nos Chi­le?

- La cul­tu­ra es muy di­fe­ren­te a la nues­tra. Es muy fría y ce­rra­da en al­gu­nos as­pec­tos hu­ma­nos, pe­ro lue­go de un tiem­po te acos­tum­bras. De Chi­le siem­pre echas de me­nos los abra­zos y las ta­llas.

Lle­vo más de un año y me­dio acá, ya que me enamo­ré del pro­fe­sio­na­lis­mo con que se prac­ti­ca es­te de­por­te”.

De Chi­le siem­pre echas de me­nos los abra­zos y las ta­llas”.

Guan­chu­lo, lu­cha­dor.

Se­gún cuen­ta el lu­cha­dor na­cio­nal, via­jó a To­kio pa­ra prac­ti­car su pasión, pe­ro co­mo un hobby. Al fi­nal le fue tan bien, que se de­di­có pro­fe­sio­nal­men­te y aho­ra tie­ne mi­les de fans.

Guan­chu­lo es par­te de la DDT, la li­ga que reúne a los me­jo­res lu­cha­do­res de Ja­pón y que tie­ne mi­les de se­gui­do­res. Vi­sí­te­nos en www.la­cuar­ta.com

Ído­lo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.