Ca­che qué ha­cer si da­ñan su ima­gen y honra en re­des so­cia­les

La Cuarta - - PARA SERVIRLE -

La ba­rra pop uti­li­za las re­des so­cia­les pa­ra mu­cho. Opi­nar, mos­trar­se a dia­rio has­ta sa­cán­do­se los pun­tos ne­gros, y, la­men­ta­ble­men­te, tam­bién pa’ ofen­der y “ase­si­nar” la ima­gen de los de­más.

Pau­la Oyar­zo, abo­ga­da del es­tu­dio ju­rí­di­co Vergara, Oyar­zo & Cía., ase­gu­ra que pa­ra eli­mi­nar pu­bli­ca­cio­nes ve­ne­no­sas en re­des so­cia­les y si­tios web, “se pue­de po­ner un re­cur­so de pro­tec­ción ante la

Cor­te de Ape­la­cio­nes co­rres­pon­dien­te, in­clu­so sin la co­la­bo­ra­ción de un abo­ga­do ha­bi­li­ta­do”. La ju­ris­ta acla­ra que “es­ta he­rra­mien­ta es pro­tec­cio­nal, no san­cio­na­to­ria ni de re­sar­ci­mien­to, por lo que en el me­jor de los ca­sos per­mi­te ‘ba­jar’ la pu­bli­ca- ción u ob­te­ner una dis­cul­pa pú­bli­ca”.

Lo pen­ca, eso sí, es que a los gi­les que les gus­ta ha­cer pe­bre a la gen­te no les cae la te­ja y me­nos hay in­dem­ni­za­cio­nes pa­ra la víc­ti­ma, lo que “ob­via­men­te es un po­bre in­cen­ti­vo a ce­sar con el com­por­ta­mien­to, da­do que ni si­quie­ra cuen­ta con un pro­ce­di­mien­to que ga­ran­ti­ce el cum­pli­mien­to de lo or­de­na­do por la Cor­te”, ex­pli­ca Oyar­zo. Aho­ra, si quie­re sa­car al­gu­nas lu­cas por el da­ño su­fri­do, se­pa que el pro­ce­so es más lar­go que el día lu­nes. Se­bas­tián Vergara, abo­ga­do del es­tu­dio ju­rí­di­co, ad­vier­te que “es­to pue­da tar­dar has­ta más de 10 años en ver la luz, lo que su­ma­do a los cos­tos aso­cia­dos, des­in­cen­ti­va a que al­guien lo rea­li­ce”.

Ex­per­tos acon­se­jan in­ter­po­ner un re­cur­so de pro­tec­ción pa’ eli­mi­nar la pu­bli­ca­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.