DEP

La Cuarta - - PARA SERVIRLE -

No hay per­so­na que no ca­che es­ta fra­se: “quie­ro brin­dar por mi gen­te sen­ci­lla, por el amor, brin­do por la fa­mi­lia”. Sí, es lo más im­por­tan­te en la vi­da, y el pro­fe Juan Antonio Piz­zi tam­bién lo tie­ne cla­ro. Por al­go su “nú­cleo” has­ta via­jó a Ru­sia ape­nas el “Ma­ca­nu­do” ini­ció la aven­tu­ra jun­to a la Ro­ja, a prin­ci­pios de ju­nio.

La cues­tión es que co­mo el ar­gen­tino es­tá a pun­to de con­ver­tir­se en el téc­ni­co más güí­ner de la his­to­ria, tan­to su es­po­sa co­mo sus hi­jos han for­ma­do par­te del “pro­ce­so”, pe­ro a dis­tan­cia. De he­cho, tan­to en el ho­tel Crow­ne Pla­za de Mos­cú co­mo en el Mi­ra­ge en Ka­zán, fue ha­bi­tual en­con­trar­los en el lobby, aun­que ellos se hos­pe­da­ron en otro re­cin­to. Ade­más, Ca­ro­li­na (su es­po­sa) y sus re­ga­lo­nes Ni­co­lás, Gui­lle y Ta­tia­na (Agos­ti­na no via­jó) han evi­ta­do in­te­rrum­pir las la­bo­res de pa­pi y ni a la Pla­za Ro­ja han ido en lo­te. Es que, tal co­mo pa­só en la Cen­te­na­rio, ca­chan la im­por­tan­cia de res­pe­tar el es­pa­cio y los tiem­pos en una pe­ga jo­di­da, que cla­ra­men­te es­ta tar­de pue­de ser co­ro­na­da con el ter­cer tí­tu­lo de la Se­lec­ción en su cu­rrícu­lo. “Que no que­de nin­gu­na du­da que va­mos a ha­cer nues­tro ma­yor es­fuer­zo pa­ra po­der lo­grar el tí­tu­lo. El ob­je­ti­vo era ins­ta­lar­nos en la fi­nal y aho­ra nues­tra ilu­sión es com­pe­tir con­tra un ri­val de pri­me­rí­si­mo nivel”, ex­pli­có Piz­zi.

En cuan­to al jue­go de la Ro­ja, el pro­fe in­di­có que “no nos con­vie­ne cam­biar ni mo­di­fi­car lo que ve­ni­mos ha­cien­do, nues­tra in­ten­ción se­rá la mis­ma que mos­tra­mos en ca­da par­ti­do: so­me­ter al ri­val e in­ten­tar que jue­gue ba­jo pre­sión”. Que el Pu­len­to lo es­cu­che.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.