SEXY HAS­TA EN SU CAR­TA ASTRAL

KATHY CON­TRE­RAS CA­CHÓ EN LOS AS­TROS SU SEN­SUA­LI­DAD Y GI­RO ES­PI­RI­TUAL

La Cuarta - - PANTALLA CHICA - ANDRO VUKOVIC @la­cuar­ta_an­dro

Ha­ce ra­to que Kathy Con­tre­ras an­da zen y le sa­ca par­ti­do a lo que ha apren­di­do con las cápsulas de te­ra­pias alternativas en “No eres tú, soy yo” de Zo­na La­ti­na.

En el via­je per­so­nal que se ha pe­ga­do Con­tre­ras, ha des­cu­bier­to ene co­sas gra­cias a su car­ta astral. “Yo soy Tau­ro con as­cen­den­te en Pis­cis, lo que me ha­ce sen­ti­do, por­que de Tau­ro ten­go lo po­se­si­va, ce­lo­sa, ter­ca, muy leal. El cam­bio mís­ti­co que he te­ni­do de los 23 a mis 27, se de­be a lo Pis­cis, que es más co­nec­ta­do, es­pi­ri­tual.

- Aho­ra to­do cal­za...

- Yo ten­go una eti­que­ta de mu­jer sen­sual que vie­ne mu­cho de Tau­ro, que vie­ne del pla­ne­ta Ve­nus, el de la sen­sua­li­dad. Y Pis­cis es el pla­ne­ta de la per­so­na co­nec­ta­da a un to­do, a la na­tu­ra­le­za. Ten­go muy mar­ca­do de am­bos.

En es­tos mo­men­tos Kathy ve si es­tá con los as­tros ali­nea­dos pa­ra sa­car ade­lan­te una re­la­ción con un prín­ci­pe ma­yor que ella, un ga­lán trein­tón. “Es­toy con una per­so­na ma­du­ra y el te­ma de los ce­los lo he­mos con­ver­sa­do, ha si­do una co­mu­ni­ca­ción que no he te­ni­do con otras pa­re­jas. Me ha ser­vi­do mu­cho”.

- Los ce­los usual­men­te son ata­dos con pi­fias de uno más que con al­go que ha­ga el otro.

- A mí me ocu­rrie­ron co­sas cuan­do chi­ca que de se­gu­ro me de­ja­ron in­se­gu­ri­da­des y hoy las sa­co con mis pa­re­jas. On­da, pa­pá en­ga­ñó a ma­má y yo ten­go un te­ma con los hom­bres que me ge­ne­ra in­se­gu­ri­dad.

- ¿Pa­queas a quien le da “Me gus­ta”?

- No. Aho­ra más que

ce­los, pue­do sen­tir in­se­gu­ri­dad de un cier­to aban­dono. Cuan­do en­cuen­tro que la otra per­so­na es­tá ex­tra­ña, y qui­zás yo no ten­go na­da que ver, me pon­go in­se­gu­ra, de que qui­zás se abu­rrió de mí, me an­gus­tia.

Dis­tin­tas te­ra­pias le han ser­vi­do pa­ra de­jar de to­mar cal­do de ca­be­za y no pa­sar ma­los ra­tos. “Me gus­ta­ría re­to­mar al­gu­na te­ra­pia, por­que cuan­do es­toy so­la soy muy es­ta­ble, en­fo­ca­da en mí. Em­pie­zo a co­no­cer a al­guien y par­te cier­ta ines­ta­bi­li­dad, lo más pro­ba­ble es que me va­ya por el la­do de la me­di­ta­ción, creo que es lo me­jor pa­ra te­ner la men­te en cal­ma”.

-Veo que la tie­nes cla­ri­ta.

- Es­toy en una bús­que­da es­pi­ri­tual, y al co­no­cer a al­guien me pon­go ines­ta­ble. Sé que la cul­pa no es del otro. Es to­tal­men­te mía, por­que ten­go te­mas de mi vi­da que ten­go que sa­nar.

La her­mo­su­ra se en­cuen- tra es­tu­dian­do en el Ins­ti­tu­to Hu­ma­nis­ta Trans­per­so­nal pa­ra ser te­ra­peu­ta y has­ta tie­ne pla­nea­do pu­lir­se pa­ra lle­gar a prac­ti­car la me­di­ta­ción más cuá­ti­ca. El Vi­pas­sa­na, un re­ti­ro es­pi­ri­tual en Pu­taen­do o Chi­loé don­de prac­ti­ca­ría es­tar en si­len­cio, mu­tis to­tal, por 10 días.

La ac­triz es­tá es­tu­dian­do pa­ra ser te­ra­peu­ta en el Ins­ti­tu­to Hu­ma­nis­ta Trans­per­so­nal.De he­cho, quie­re re­to­mar la me­di­ta­ción y pu­lir­se pa’ pro­bar la Vi­pas­sa­na, es­tar mu­tis por 10 días.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.