Juan Jo­sé:

La Cuarta - - OJO, PESTAÑA Y CEJA -

Muy par­ti­cu­lar su ca­so, pe­ro le pa­só a us­ted. Lo úni­co que le pi­do es res­pe­to y tino pa­ra ha­blar con ella. Dí­ga­le que es­tá con­fun­di­do y que ne­ce­si­ta es­tar so­lo en es­tos tiem­pos. No le di­ga na­da de su den­ta­du­ra, por­que creo que la pue­de he­rir y eso sí que es pen­ca. Yo que us­ted va­lo­ra­ría otras co­sas en vez de sus dien­tes. Qui­zás es­tá en un tratamiento, pe­ro es muy de­li­ca­do ha­blar del te­ma si es que la co­no­ce ha­ce tan po­co. Ca­che bien la on­da y no sea tan su­per­fi­cial en las co­sas fí­si­cas, que a la lar­ga va­len ca­llam­pa. Pue­den exis­tir mu­je­res u hom­bres con tre­men­das pin­tas y tie­nen ase­rrín en la ca­be­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.