VA­LEN­TI­NA EN­CA­BE­ZÓ EL #NIU­NAME­NOS

EX POLOLA DE LÍ­DER DE LOS TETAS FUE LA PRI­ME­RA EN CUADRARSE EN LA MAR­CHA DE ANO­CHE

La Cuarta - - PORTADA -

Es pre­ci­sa­men­te es­ta mu­jer una de las ins­pi­ra­do­ras de la mar­cha “Yo te Creo”, con­vo­ca­da por la Coor­di­na­do­ra #NiU­naMe­nos y Se­cre­ta­rias de Gé­ne­ro de la Uni­ver­si­dad de Chi­le y que se reali­zó ayer des­pués de una rá­pi­da or­ga­ni­za­ción de cua­tro días.

La joven, quien ho­ras an­tes acu­dió al den­tis­ta pa­ra ini­ciar un tra­ta­mien­to re­pa­ra­to­rio de pie­zas den­ta­les,-re­ve­ló a La Cuar­ta que su­frió agre­sio­nes por po­co más de un año y me­dio y que cuan­do de­ci­dió de­nun­ciar a su pa­re­ja, “rom­pí el círcu­lo de la violencia y quie­ro ayu­dar a otras mu­je­res que, co­mo yo, se ven pre­sas de una pe­sa­di­lla”, di­jo.

Agre­gó que lo que más la sa­tis­fa­ce es que des­pués de ha­cer pú­bli­co su dra­ma otras per­so­nas co­no­ci­das han te­ni­do la va­len­tía de re­co­no­cer lo que les pa­sa y dar­lo a co­no­cer.

“Uno de los ca­sos que me ha­ce es­tar se­gu­ra de que hi­ce lo co­rrec­to es que se co­mu­ni­có con­mi­go una chi­ca de 13 años que cuan­do só­lo te­nía 11 de­nun­ció a su pa­dre que gol­pea­ba du­ra­men­te a su ma­dre. Al prin­ci­pio su ma­má no en­ten­dió, pe­ro hoy son una fa­mi­lia fe­liz por­que el hom­bre se hi­zo tra­ta­mien­to... de só­lo pen­sar que una pe­que­ña de só­lo 11 años fue tan va­lien­te, me ha­ce com­pro­me­ter­me”, se­ña­ló la Va­le. de las mu­je­res se re­trac­ta de las de­nun­cias por violencia, el 47% de los ca­sos se ar­chi­va. se­gún Fis­ca­lía.

AU­TO­AGRE­SIÓN

Con­tó que res­pec­to a la gen­te que di­ce bar­ba­ri­da­des co­mo que ella se au­to­agre­dió, sen­ten­ció que le da­ba pe­na la po­bre­za hu­ma­na: “No sé có­mo pue­den jus­ti­fi­car ese ti­po de co­sas, so­bre to­do otras mu­je­res, por­que al fi­nal na­die pue­de es­tar se­gu­ro de lo que pa­sa al in­te­rior de un ho­gar... hay que es­tar en los za­pa­tos”, ma­ni­fes­tó.

YO TE CREO

Só­lo en cua­tro días las or­ga­ni­za­cio­nes de mu­je­res le­van­ta­ron la mar­cha de es­te

jue­ves. “An­te la de­nun­cia pú­bli­ca en tri­bu­na­les rea­li­za­da por Va­len­ti­na Hen­rí­quez, así co­mo el in­ten­to de anu­la­ción de la sen­ten­cia del con­de­na­do por fe­mi­ci­dio frus­tra­do con­tra Na­bi­la Ri­fo y el ar­gu­men­to del abogado de és­te, quien se­ña­ló que a su de­fen­di­do le ha­bría ‘sa­li­do más caro ma­tar­la que sa­car­le los ojos’”, se­ña­ló la coor­di­na­do­ra.

Una de sus vo­ce­ras, Ele­na Det­to­ni, di­jo que a es­tos dos em­ble­má­ti­cos ca­sos hay que su­mar el de una chi­ca que se co­mu­ni­có con la agru­pa­ción y les re­la­tó que fue dro­ga­da y vio­la­da por sus com­pa­ñe­ros de es­tu­dios.

“Mu­chos de es­tos ca­sos que­dan en na­da, tal co­mo ha su­ce­di­do con el sui­ci­dio fe­mi­ci­da de An­to­nia, en Con­cep­ción, y el ase­si­na­to de Doris, la mu­jer de un PDI cu­ya muer­te no se ha acla­ra­do y la in­ves­ti­ga­ción no avanza por­que el au­tor de su muer­te es­tá sien­do pro­te­gi­do”, ma­ni­fes­tó Ele­na.

Ale­gó que no exis­te un real com­pro­mi­so con la

Ex de vo­ca­lis­ta de Los Tetas con­tó que no sa­be có­mo hay gen­te que pien­sa que se au­to­agre­dió: “Na­die pue­de es­tar se­gu­ro de lo que ocu­rre al in­te­rior de un ho­gar”.

violencia que sur­gen las mu­je­res.

“Las or­ga­ni­za­cio­nes es­ta­ta­les, au­to­ri­da­des y po­li­cías lle­gan cuan­do ya he­mos si­do agre­di­das o sim­ple­men­te ase­si­na­das”, di­jo con du­re­za.

Ma­ni­fes­tó, además, que to­do el mun­do ras­ga ves­ti­du­ra fren­te a una nue­va agre­sión, pe­ro no se com­pro­me­ten en reali­dad: “No hay po­lí­ti­cas pú­bli­cas real­men­te y lo peor es que tam­po­co hay in­yec­ción de re­cur­sos, que per­mi­ta fun­cio­nar con un or­ga­nis­mo mul­ti­sec­to­rial. Quie­ren que el cam­bio ope­re por ar­te de ma­gia”.

Re­ve­ló que el ob­je­ti­vo úl­ti­mo de es­te mo­vi­mien­to es le­van­tar­se con­tra el en­cu­bri­mien­to de to­dos los abu­sa­do­res, “por­que la ver­dad es que los pro­te­gen, de lo con­tra­rio el Co­le­gio de Abo­ga­dos ha­bría san­cio­na­do de al­gu­na for­ma al abogado de Mau­ri­cio Ortega, por ejem­plo”, acla­ró.

Por úl­ti­mo, de­cla­ró que es im­por­tan­te sin­ce­rar las ci­fras pa­ra lo­grar un cam­bio cul­tu­ral. “Hay que in­cluir las agre­sio­nes en el po­lo­leo co­mo violencia ma­chis­ta y otros ca­sos que te­nien­do co­mo re­sul­ta­do la muer­te de mu­je­res y ni­ñas no son con­si­de­ra­das fe­mi­ci­dios”.

A las 18.30 co­men­zó a con­gre­gar­se la gen­te en los al­re­de­do­res de Pla­za Ita­lia

(ver in­fo). Pe­se a que la ga­llá fue ci­ta­da a las 18 ho­ras, la gran ma­yo­ría co­men­zó a lle­gar mi­nu­tos an­tes de las 19.15 hrs, cuan­do se ini­ció la mar­cha que cul­mi­nó en el Mo­nu­men­to a las Mu­je­res Víc­ti­mas de la Re­pre­sión Po­lí­ti­ca, en Los Hé­roes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.