Da­lai La­ma apa­gó 82 ve­li­tas en el exi­lio

Co­mió tor­ti­ta, vio show de bai­le y oró por una lar­ga vi­da y la cau­sa ti­be­ta­na

La Cuarta - - LA VUELTA AL MUNDO - SALOMON MAN­ZUR @la­cuar­ta_­sa­lo www. la cu ar ta.com

A pa­so fir­me y ágil, el mí­ti­co Da­lai La­ma ca­mi­nó un ki­ló­me­tro pa­ra so­plar las ve­li­tas y cor­tar la tor­ta con la que ce­le­bró ayer sus 82 años, 58 de los cua­les los ha pa­sa­do en el exi­lio de su ama­do Ti­bet, que fue ane­xa­do por Chi­na.

Por eso es que la lo­ca­li­dad de Leh, en Ca­che­mi­ra, In­dia, se vis­tió de fiesta con la pre­sen­cia de mi­les de ti­be­ta­nos que vi­ven por allá , los que agi­ta­ron pa­ñue­los blan­cos, en­cen­die­ron in­cien­sos y re­za­ron.

Tras cor­tar una tor­ta, el ni­ño que na­ció con el nom­bre de Lha­mo Dond­hup y que des­pués le fue da­do el de Ten­zin Gyat­so, vio gru­pos ar­tís­ti­cos que bai­la­ban dan­zas tí­pi­cas y can­ta­ban te­mas tra­di­cio­na­les.

Se unió a las ora­cio­nes pi­dien­do una lar­ga vi­da y es­cu­chó dis­cur­sos de lí­de­res comunitarios ala­ban­do su de­fen­sa de la cau­sa ti­be­ta­na.

El Da­lai La­ma es con­si­de­ra­do una ema­na­ción de Bu­da Ava­lo­ki­teś­va­ra (com­pa­si­vo se­gui­dor del Ilu­mi­na­do), que tras su muer­te tar­da 49 días en re­en­car­nar­se cons­cien­te­men­te en un fe­to.

Co­mo sea, el hom­bre, que es un sa­bio es­tu­dio­so, de­be te­ner una lar­ga vi­da, ya que es ve­ge­ta­riano, pa­cí­fi­co, qui­ta­di­to de bu­lla y muy que­ri­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.