Ti­ti­to:

La Cuarta - - OJO, PESTAÑA Y CEJA -

Le res­pon­do aho­ra, por­que ten­go tiem­po lue­go de ju­gar a las bo­li­tas. Si no res­pon­do siem­pre es por­que es­toy has­ta el loly con pe­ga, pe­ro aho­ra se ra­jó y me to­có su car­ta. La res­pues­ta es sen­ci­lla: tie­ne que puro abrir la ta­ras­ca y con­tar­le a su ma­má y a su pa­pá cuan­do es­tén to­dos jun­tos. Acá las co­sas de­ben de­cir­se tal co­mo son. Y si es ne­ce­sa­rio des­en­mas­ca­rar a la mi­na del ba­zar, in­ví­te­la tam­bién. Va a que­dar la ten­da­lá, pe­ro qui­zás pue­de ser só­lo un ame­dren­ta­mien­to pa­ra su tai­ta, pa­ra que se pon­ga las pi­las. Si no, que su ma­mi­ta se bus­que un hom­bre pa­ra bien, que no la en­ga­ñe ni la ha­ga su­frir. Aun­que creo que su pa­pi se em­po­tó no­más y va a llo­rar co­mo pe­rro arre­pen­ti­do. Sus con­sul­tas y dra­mas de ti­po amo­ro­so y de ca­che­teo, las en­vía a: doc­tor­ca­rino@la­cuar­ta.cl

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.