De pu­ros pi­co­tas y feos ma­tan al Brad Pitt de Irak

Es­tu­dia­ba Be­llas Ar­tes, era mo­de­lo y te­nía arrastre con las Evas

La Cuarta - - LA VUELTA AL MUNDO -

Al­ter­na­ba su vi­da de es­tu­dian­te del Ins­ti­tu­to de Be­llas Ar­tes de Bagdad con la ca­rre­ra de mo­de­lo, don­de se im­po­nía con su me­tro ochen­ta y al­go, sus ras­gos apo­lí­neos y su chas­ca ru­cia. Ese era Ka­rar Nus­hi, quien fue ase­si­na­do a co­mien­zos de se­ma­na.

Se­gún las pri­me­ras di­li­gen­cias po­li­cia­les y ju­di­cia­les, Nus­hi, de 23 años, fue tor­tu­ra­do y apu­ña­la­do an­tes de que le des­ce­rra­ja­ran un ti­ro en la nu­ca. Su ca­dá­ver fue lo­ca­li­za­do en una zo­na con­cu­rri­da de la ca­pi­tal ira­quí ho­ras des­pués de que sus fa­mi­lia­res de­nun­cia­ran su des­apa­ri­ción.

Des­de en­ton­ces, su ho­mi­ci­dio se ha con­ver­ti­do en te­ma de con­ver­sa­ción en Bagdad alen­tan­do el miedo a la ca­ce­ría que ya vi­vió el país ha­ce más de una dé­ca­da.

Ase­gu­ran que Ka­rar es­cul­pió su lá­pi­da al ge­ne­rar en­vi­dia con su fí­si­co, su arrastre con las mu­je­res (tan­to ac­tri­ces co­mo es­tu­dian­tes) y por­que cons­tan­te­men­te pu­bli­ca­ba fo­tos su­yas en Fa­ce­book, red so­cial en la que mu­chos isa­lá­mi­cos con­ser­va- do­res, le es­cri­bían in­sul­tos y ame­na­zas.

“¿Quién pue­de atre­ver­se a se­cues­trar a un hom­bre, ma­tar­lo a san­gre fría y arro­jar su cuer­po a la ba­su­ra en la ca­lle Pa­les­ti­na, en el cen­tro de Bagdad, sin miedo a la po­li­cía o las fuer­zas de se­gu­ri­dad que es­tán en to­das par­tes?”, se pre­gun­ta an­te el diario di­gi­tal ira­quí Ni­qash, el ac­ti­vis­ta Ah­med Ab­dul Hu­sein, uno de los or­ga­ni­za­do­res de las pro­tes­tas se­ma­na­les con­tra la co­rrup­ción en Bagdad”.

Y sus sos­pe­chas apun­tan a que “de­be ser al­guien in­flu­yen­te, un gru­po que sea el Es­ta­do den­tro del Es­ta­do y que es más fuer­te in­clu­so que los pro­pios apa­ra­tos del Es­ta­do”, agre­ga Hu­sein en la en­tre­vis­ta que tam­bién re­pro­du­ce el diario es­pa­ñol El Mun­do.

Los dar­dos apun­tan al Es­ta­do Is­lá­mi­co, que se ha­bría can­sa­do de los posteos del gua­po en los que reivin­di­ca­ba el amor, el pa­trio­tis­mo y re­cha­za­ba el fa­na­tis­mo re­li­gio­so.

Pa­gó ca­ro

La gua­pe­za de Ka­rar Nus­hi era al­go que mo­les­ta has­ta la mé­du­la a sec­to­res odio­sos y con­ser­va­do­res en lo re­li­gio­so.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.