A De Paul lo “se­cues­tra­ron” di­ri­gién­do­se al país

Ju­ga­do­res en­ca­pu­cha­dos ale­gra­ron la jor­na­da en el CDA, don­de no ama­ne­cie­ron con buen ca­ra­cho pues los ta­nos del Ge­noa avi­sa­ron que no sol­ta­rán a Pi­ni­lla.

La Cuarta - - DEPORTES -

Aún no em­pie­za el tor­neo de Tran­si­ción y los azu­les ya ale­gan que les es­tán “ro­ban­do”, in­clu­so con se­cues­tro in­clui­do.

Pe­ro an­tes que los can­di­da­tos pre­si­den­cia­les em­pie­cen a ha­blar de pa­rar la puer­ta gi­ra­to­ria en el CDA; hay que acla­rar que el cho­reo fue par­te de una bro­ma que vi­vió Fernando de Paul, el go­le­ro su­plen­te del Bu­lla al que man­da­ron a di­ri­gir­se al país ayer y en pleno ac­to su­frió el rap­to en bro­ma.

En­ca­pu­cha­dos, al más pu­ro es­ti­lo de pin­güino que se to­ma el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal, dos co­le­gas ro­dea­ron al por­te­ro y cuan­do es­ta­ba di­cien­do pu­ros lu­ga­res co­mu­nes se lo rap­ta­ron.

La bro­ma fue lo me­jor del día ayer en la ba­ti­cue­va chun­cha, don­de la jor­na­da no par­tió con tan bue­nas no­ti­cias ya que se su­po que el Ge­noa con­si­de­ró que se las es­tán vien­do y an­ti­ci­pó que no de­ja­rán par­tir tan fá­cil a Mau­ri­cio Pi­ni­lla.

“Has­ta el mo­men­to le pue­do de­cir que no exis­te op­ción de que Pi­ni­lla re­gre­se a Chi­le. Sin­ce­ra­men­te, no he­mos re­ci­bi­do nin­gu­na ofer­ta for­mal de Uni­ver­si­dad de Chi­le por él”, lan­zó la mo­lo­tov Ma­rio Do­na­te­lli, a los co­le­gas de El Mer­cu­rio.

Por có­mo se es­tá es­cri­bien­do la his­to­ria, lo más pro­ba­ble es que “Pi­ni­gol” se va­ya a los com­bos.

De he­cho, ayer el “Pi­ni” no que­ría pre­sen­tar­se al pri­mer día de prác­ti­cas del team, por lo que al­gu­nos me­dios ta­lla­ri­ne­ros ya ha­bla­ban de cho­re­za de­cla­ra­da del ata­can­te. Pe­ro lue­go re­ci­bió un “ubi­ca­tex” y se su­mó a la pre­tem­po­ra­da ca­lleu­que el loro no­más.

Por lo mis­mo, si lle­ga a caer­se la trans­fe­ren­cia del año, en el Bu­lla igual ma­ne­jan un plan “B”, que pa­sa por traer a un bom­bar­de­ro ex­tran­je­ro pa­ra lle­nar el hue­co que de­jó el Pi­pe Mo­ra.

quie­to

De Paul jue­ga po­co a la som­bra de Johnny He­rre­ra, pe­ro no pier­de el buen hu­mor y ayer pro­ta­go­ni­zó un “se­cues­tro” sor­pre­si­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.