CA­LOR A LA CA­SA CON CA­LE­FAC­CIÓN SA­LU­DA­BLE

La Cuarta - - VIDA SANA -

• El pri­mer error es re­du­cir o a ve­ces has­ta eli­mi­nar la ven­ti­la­ción de las ha­bi­ta­cio­nes, co­mo una for­ma de es­ca­par del frío.

• Con­ser­var el ca­lor no pue­de ser a cos­ta de man­te­ner un ai­re vi­cia­do, que pue­de pro­vo­car se­rios da­ños a la sa­lud.

• Tal co­mo ocu­rre to­do el año, en las ca­sas hay alér­ge­nos (pol­vo, áca­ros), a los que se su­man ade­más los re­si­duos y ga­ses que de­ja en el ai­re la com­bus­tión de las es­tu­fas.

• Es­ta con­ta­mi­na­ción in­tra­do­mi­ci­lia­ria es la prin­ci­pal res­pon­sa­ble de los cua­dros res­pi­ra­to­rios que en épo­ca in­ver­nal afec­tan a los ni­ños y, es­pe­cial­men­te, a los adul­tos ma­yo­res.

• Ca­be re­cor­dar, que el con­ta­mi­nan­te más da­ñino y fre­cuen­te en es­pa­cios ce­rra­dos, es el hu­mo de ci­ga­rri­llo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.