TI­POS DE ES­TU­FAS

La Cuarta - - VIDA SANA -

in­te­rio­res. Y por la ma­ña­na, an­tes de nue­va­men­te, abrir las ven­ta­nas al­re­de­mi­nu­tos. ener en cuen­ta que los ex­tre­mos son mbien­te de­ma­sia­do frío pro­vo­ca la di­se las de­fen­sas res­pi­ra­to­rias, ya que el uye el mo­vi­mien­to de los ci­lios de la pi­ra­to­ria, que son una es­pe­cie de que pro­te­gen al sis­te­ma res­pi­ra­to­rio de erias que pue­dan in­gre­sar. Por otro bien­tes de­ma­sia­do ca­lu­ro­sos, par­ti­cun ni­ños y adul­tos ma­yo­res, pue­den pro­pi­ra­ción ex­ce­si­va, des­hi­dra­ta­ción y pé­ror. El or­ga­nis­mo ne­ce­si­ta man­te­ner una a es­ta­ble.

• En Chilito el uso de ar­te­fac­tos de ca­le­fac­ción que com­bus­tio­nan den­tro de los ho­ga­res es muy co­mún, por su me­nor cos­to.

• To­das pro­du­cen con­ta­mi­na­ción in­tra­do­mi­ci­lia­ria, ya que pa­ra ge­ne­rar ca­lor ne­ce­si­tan con­su­mir oxí­geno y li­be­ran ga­ses tó­xi­cos den­tro de las vi­vien­das -co­mo mo­nó­xi­do de car­bono o CO- con­ta­mi­nan­do el ai­re que res­pi­ran los ha­bi­tan­tes. Ga­ses co­mo el mo­nó­xi­do de car­bono, en con­cen­tra­cio­nes ele­va­das, pue­den lle­gar a cau­sar la muer­te.

• To­dos los sis­te­mas de ca­le­fac­ción por com­bus­tión con­ta­mi­nan si no cuen­tan con un duc­to de eva­cua­ción de ga­ses al ex­te­rior.

• Los más con­ta­mi­nan­tes son los que usan com­bus­ti­bles or­gá­ni­cos, co­mo el car­bón, que se usa en bra­se­ros en re­cin­tos ce­rra­dos.

• Les si­guen las es­tu­fas tra­di­cio­na­les a pa­ra­fi­na, que pre­sen­tan al­tos ni­ve­les del pe­li­gro­so mo­nó­xi­do de car­bono. Las es­tu­fas a pa­ra­fi­na mo­der­nas, ce­rra­das y sin me­cha, pre­sen­tan ni­ve­les más ba­jos, y las es­tu­fas con­vec­ti­vas a gas son las que me­nor con­cen­tra­ción de mo­nó­xi­do de car­bono ge­ne­ran.

• En el ex­tre­mo opues­to es­tán los sis­te­mas de ca­le­fac­ción que no ope­ran con com­bus­tión in­ter­na, co­mo los eléc­tri­cos. Tam­bién los sis­te­mas de ca­le­fac­ción con cal­de­ra o ca­le­fac­ción cen­tral (de ca­lor radiante) que ope­ran a tra­vés de la cir­cu­la­ción de agua ca­lien­te, por ejem­plo, en al­gu­nos edi­fi­cios. Ade­más, es­tán las es­tu­fas fi­jas con duc­tos de eva­cua­ción de ga­ses al ex­te­rior de la vi­vien­da que son me­nos co­mu­nes y a me­nu­do más cos­to­sos.

• Tam­bién hay un im­pac­to a la con­ta­mi­na­ción ex­te­rior, de­bi­do a que par­te de las emi­sio­nes se que­dan en el me­dio am­bien­te.

• Pe­se a con­ta­mi­nar me­nos den­tro de la ca­sa, el sis­te­ma más con­ta­mi­nan­te pa­ra el me­dio am­bien­te es la es­tu­fa a le­ña do­ble cá­ma­ra.

• Siem­pre se­rá me­jor una es­tu­fa nue­va que una usa­da. Es in­dis­pen­sa­ble, al me­nos una vez al año, rea­li­zar una lim­pie­za pro­fun­da, y con cam­bio de pie­zas si es ne­ce­sa­rio, pa­ra de­jar­la en las me­jo­res con­di­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.