Ma­né­je­se co­mo ex­per­to en el ru­bro de los barnices y lacas

EL TRA­BA­JO DE TERMINACIONES EN CARPINTERÍA, POR EJEM­PLO, PER­MI­TE QUE EL AMOBLADO LUZCA MÁS BACÁN QUE EL DE LUIS XV.

La Cuarta - - EL CAPERUZO -

Pa’ los ca­pos que tra­ba­jan en ma­de­ra, car­pin­te­ros, y es­pe­cial­men­te los que se pei­nan arre­glan­do mue­bles an­ti­guos, se­gu­ro que sa­ben que el mer­ca­do es­pe­cia­li­za­do dis­po­ne de una gran va­rie­dad de so­lu­cio­nes pa­ra lacas y barnices. Las mar­cas desa­rro­llan día a día pro­duc­tos con ca­rac­te­rís­ti­cas es­pe­cia­les, que es­tán al ser­vi­cio de los ti­ta­nes, y que ha­cen que am­bos pro­duc­tos con­ti­núen sien­do in­dis­pen­sa­bles en los ta­lle­res. Ca­che los si­guien­tes ejem­plos:

a) Barnices al acei­te: son re­si­nas sin­té­ti­cas que con­tie­nen mu­cho acei­te, a las que se les aña­den adi­ti­vos. Tie­nen pro­pie­da­des de re­sis­ten­cia a la in­tem­pe­rie. Se apli­can ha­bi­tual­men­te con una bro­cha, por ejem­plo, en aca­ba­dos de puer­tas y ven­ta­nas. A es­te ti­po de pro­duc­to se les co­no­ce po­pu­lar­men­te co­mo barnices sin­té­ti­cos.

b) Emul­sio­nes con reac­ti­vos: sue­len su­mi­nis­trar­se en dos com­po­nen­tes: pre­pa­ra­cio­nes de re­si­nas sin­té­ti­cas y en­du­re­ce­do­res o ca­ta­li­za­do­res. Am­bos com­po­nen­tes de­ben mez­clar­se in­me­dia­ta­men­te an­tes de su uti­li­za­ción. Tie­nen una ter­mi­na­ción vis­to­sa y de mu­cho bri­llo. 1) Po­liu­re­tano: con­tie­ne re­si­nas sin­té­ti­cas de po­liés­ter sa­tu­ra­do. Por su gran re­sis­ten­cia me­cá­ni­ca y a la hu­me­dad, los po­liu­re­ta­nos re­sul­tan muy ade­cua­dos en el aca­ba­do de mue­bles, prin­ci­pal­men­te aque­llos que de­ben es­tar ex­pues­tos a am­bien­tes hú­me­dos, co­mo la co­ci­na y el ba­ño. El se­ca­do de es­te pro­duc­to es bas­tan­te rá­pi­do. Se pue­de apli­car con pis­to­la, ya sea con téc­ni­ca ae­ro­grá­fi­ca o elec­tro­es­tá­ti­co, con má­qui­nas de cor­ti­na o in­clu­so con ro­di­llos.

2) Acrí­li­cos: es muy pa­re­ci­do a los po­liu­re­ta­nos, sin em­bar­go, se di­fe­ren­cian por­que en es­te ca­so las re­si­nas son acrí­li­cas. Otro as­pec­to cho­ri que tie­ne el pro­duc­to es que es más re­sis­ten­te que el po­liu­re­tano al ama­ri­lla­mien­to por efec­to de la luz, pe­ro es un ma­te­rial mu­cho más ca­ro. Las lacas blan­cas acrí­li­cas ob­te­ni­das son muy apre­cia­das, pre­ci­sa­men­te por su con­di­ción de gran es­ta­bi­li­dad y blan­cu­ra no ama­ri­llen­ta.

3) Goma la­ca: a pe­sar de los ade­lan­tos en protectores pa­ra ma­de­ra, aún si­guen usan­do barnices de goma la­ca. Prin­ci­pal­men­te en ta­lle­res de res­tau­ra­ción y en la re­cons­truc­ción de mue­bles an­ti­guos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.