Ma­nu:

La Cuarta - - OJO, PESTAÑA Y CEJA -

Cla­ro, se tra­ta de pu­ra car­ne , pe­ro acá veo a un hom­bre des­preo­cu­pa­do de su mu­jer, pues no se es­me­ra en ha­cer­le una bue­na pe­ga. Si es más rá­pi­do que el oes­te, po­dría ju­gar con ca­ri­cias, be­sos y un sin­nú­me­ro de ar­ti­lu­gios que hay pa­ra lo­grar los ojos blan­cos en una hem­bra. Pe­ro no, el su­so­di­cho la ha­ce cor­ta, que­da co­mo co­ne­jo y us­ted mas­ca lau­chas. No, poh, mi­ja. Dí­ga­le las co­sas en la ca­ra y si no se po­ne las pi­las bús­que­se otra per­so­na. En una pa­re­ja de­be ha­ber co­mu­ni­ca­ción en to­do sen­ti­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.