CO­MO EN LAS PE­LÍ­CU­LAS: NAR­COS RES­CA­TA­RON DES­DE LA POS­TA A CO­LE­GA CON CUS­TO­DIA PO­LI­CIAL

Se lo qui­ta­ron a dos ver­des que lo lle­va­ron a cons­ta­tar le­sio­nes en La Gran­ja

La Cuarta - - PORTADA - MA­NUEL ARÉ­VA­LO @la­cuar­ta_­ma­nuel

Un tur­ba de al me­nos 30 pa­tos ma­los “res­ca­tó” en la no­che del mar­tes a un pe­li­gro­so nar­co de la ma­nos de una pa­re­ja de po­lis que lo ha­bía lle­va­do al SA­PU de La Gran­ja.

Se tra­ta de Cristian Gio­van­ni Acu­ña Ova­lle (28), al que los ver­des del OS7 sa­ca­ron de su ca­sa con va­rias do­sis de man­dan­ga y ar­mas de fue­go.

Lue­go fue en­tre­ga­do a los po­lis de la 13a Co­mi­sa­ría de La Gran­ja, des­de don­de se lo lle­va­ron al SA­PU de la San Gre­go­rio a cons­ta­tar le­sio­nes.

“Mien­tras per­so­nal de ser­vi­cio de la po­bla­ción ter­mi­na­ba de cons­ta­tar le­sio­nes a un de­te­ni­do por or­den vi­gen­te por infracción a la Ley de Dro­gas, fue­ron abor­da­dos por una can­ti­dad in­de­ter­mi­na­da de hom­bres, mu­je­res y ni­ños, quie­nes pro­ce­die­ron a arre­ba­tar­le el de­te­ni­do”, se­ña­ló el ma­yor Ro­dri­go Re­yes de Ca­ra­bi­ne­ros.

Se­gún un pa­ra­mé­di­co que ca­chó el mo­te, los po- lis só­lo ati­na­ros a pro­te­ger sus ar­mas de ser­vi­cio, ya que la tur­ba, en su ma­yo­ría mu­je­res, los aco­rra­ló y re­du­jo pa­ra res­ca­tar a Acu­ña.

ME­NO­RES

“Pos­te­rior­men­te suben al de­te­ni­do a una ca­mio­ne­ta y se re­ti­ran del lu­gar en di­rec­ción des­co­no­ci­da. Hu­bo un mo­men­to bas­tan­te ten­so al ver­se in­vo­lu­cra­dos me­no­res de edad y mu­je­res el per­so­nal se vio im­pe­di­do de usar sus ar­mas de ser­vi­cio”, agre­gó el ma­yor Re­yes.

Uno de los uni­for­ma­dos lo­gró dis­pa­rar al vehícu­lo en dos oca­sio­nes, sin em­bar­go, el nar­co lo­gró echar­se el po­llo.

Has­ta la no­che de ayer era bus­ca­do por am­bas po­li­cías.

Tu­vie­ron que ha­cer uso de sus ar­mas de ser­vi­cio, es­pe­cí­fi­ca­men­te dos ti­ros”.

Ro­dri­go Re­yes, ma­yor de Ca­ra­bi­ne­ros.

Se fue en au­to

Se­gún los pa­ra­mé­di­cos que lo vie­ron to­do, en su ma­yo­ría eran Evas las que res­ca­ta­ron al mal­he­chor. Fue subido a una Hyun­dai San­ta Fe pa’ echar­se el po­llo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.