CON LEAN­DRO”

“AMO EL FRÍO, Y MÁS SI LO PA­SO

La Cuarta - - ESPECTÁCULOS - RO­DRI­GO A. RUIZ G. @la­cuar­ta_­rruiz

En es­tos días fríos, los que más su­fren son los ex­tran­je­ros que vi­ven en Chi­li­to y que vie­nen de te­rru­ños más cá­li­dos. Cla­ro que una chi­qui­lla que go­za con los días nu­bla­dos y los ter­mó­me­tros ba­jos es la gua­pí­si­ma Li­san­dra Sil­va, quien nos cau­ti­vó con es­ta se­sión bien in­ver­nal.

“Pa­ra mí, el frío va de la mano con co­sas ale­gres, por­que cuan­do vi­vía en Es­ta­dos Uni­dos o Mi­lano, el in­vierno siem­pre se re­la­cio­na­ba con la Na­vi­dad, y eso es fe­li­ci­dad. Apar­te que me en­can­tan los out­fits in­ver­na­les: amo usar bo­tas, abri­gos, pon­chos... ¡me fas­ci­na! Y pa­sar el frío con al­guien, eso sí que es lo me­jor, ja­ja­já”, ti­ró la ma­ni­quí cu­ba­na, que ha­ce po­qui­to sa­lió con la co­ro­na de “Do­ble Ten­ta­ción”, reality don­de triun­fó jun­to a su ama­do Lean­dro Pen­na.

- ¿Creías en los amo­res de reality an­tes de en­con­trar a Lean­dro?

- Soy una con­ven­ci­da de que el amor se pue­de en­con­trar en cual­quier par­te: en un ta­xi, en la fi­la de un ban­co, in­clu­so en un reality.

- ¿Qué fue lo que hi­zo el “click” de­fi­ni­ti­vo pa­ra que cre­ye­ras en el amor de él?

- No hu­bo un “click”, fue una su­ma de co­sas que me con­quis­tó. Des­pués de lo mu­cho que su­frí en el pa­sa­do, ja­más pen­sé que el amor se­ría al­go que se die­ra tan fá­cil co­mo lo he vi­vi­do con Lean­dro. Es ma­ra­vi­llo­so.

- ¿Por eso mis­mo es­tán vi­vien­do jun­tos?

- Es que me sien­to muy tran­qui­la con él, sin te­mo­res. No ten­go mie­do a que me en­ga­ñe, a na­da así. Él es al­guien que me im­pul­sa ha­cia arri­ba, no que tra­ta de es­tan­car­me, y eso lo va­lo­ro mu­cho, pues se preo­cu­pa de ca­da de­ta­lle pa­ra ver­me fe­liz. Des­de dón­de vi­vi­mos, has­ta de las co­sas que ha­ce­mos pa­ra di­ver­tir­nos.

“EN­CIE­RRO” LA­BO­RAL

El éxi­to tras el reality, don­de sin dis­cu­sión se ga­nó el amor de la ba­rra te­vi­ta, la tie­ne en una pe­cu­liar dis­yun­ti­va: ates­ta­da de pe­ga, pe­ro con po­co tiem­po pa’ go­zar.

“Es una ben­di­ción te­ner tra­ba­jo, le­van­tar­se ca­da ma­ña­na y sa­ber que ha­rás lo que amas, pe­ro a ve­ces tam­bién me gus­ta­ría te­ner más tiem­po, in­clu­so pa­ra re­co­rrer las ca­lles de es­te lin­do país”, rue­ga la ne­na.

- ¿Cuán­to ves a Lean­dro?

- Po­co. No sé cuál de los dos es el que ha­ce más even­tos, ja­ja­já. Lo bueno es que to­do lo que po­de­mos ha­cer jun­tos, lo ha­ce­mos. Des­de que me du­cho y él se la­va los dien­tes al la­do, has­ta que co­ci­na­mos: él en la plan­cha con el po­llo; yo con las en­sa­la­das, la quí­noa o el arroz.

- ¿Qué vi­cios o ma­ñas aga­rras­te en el en­cie­rro y sol­tas­te ape­nas sa­lis­te?

- Es in­creí­ble lo mu­cho que fu­ma­ba aden­tro. Ca­da es­ce­na mía, iba con el “pu­chi­to” en la mano. Aho­ra lo de­jé, y lo hi­ce pa­ra sen­tir­me me­jor, pa­ra te­ner más re­sis­ten­cia y tam­bién por­que Lean­dro no fu­ma, y él me ha ayu­da­do mu­cho a aban­do­nar el ci­ga­rro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.