Doc­tor:

La Cuarta - - OJO, PESTAÑA Y CEJA - LELO

Aho­ra que es­toy tran­qui­li­to, sin ami­go­tes que me sa­quen a chu­par, sin fies­to­cas, sin mi­lon­gas con quien por­tar­me mal, jus­to aho­ra, se me apa­re­ce el cuco. Mi se­ño­ra se con­tac­tó con unas ami­gas de lo­la por Fa­ce­book y men­sa­je pa­ra allá y pa­ra acá, se tra­jo a una co­ma­dre de vi­si­ta des­de el sur. Ha­ce 30 años, cuan­do po­lo­lea­ba con mi mu­jer an­du­ve con la más pen­qui­ta de sus ami­gas de co­le­gio, pe­ro fue pa­ra que no se sin­tie­ra mal. Y al ver­la en ca­sa aho­ra, me que­dé sin alien­to: es una mu­jer con to­do, sen­sual y ape­nas pu­do me ti­ró los cor­tes pa­ra un re­mém­ber. Es­toy que cor­to las huin­chas por ella.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.