CRIS­TIÁN CAS­TRO CON SA­NA EL CUORE LA DEGENARO

DI­CE QUE HA SA­LI­DO DOS VESES CON EL CUA­TE, QUIEN HA­CE PO­QUI­TO SE SEPARO

La Cuarta - - ESPECTÁCULOS - RO­DRI­GO A. RUIZ G. @la­cuar­ta_­rruiz www.la­cuar­ta.com

Du­rar 28 días ca­sa­do es co­mo pa’ en­te­rrar­se un ra­to y ale­jar­se del amor. Sin em­bar­go, Cris­tián Cas­tro no es­tá ni ahí con vi­vir el due­lo tras su di­vor­cio de Ca­ro­li­na Vic­to­ria Ur­bán, quien le dio la “PLR” ha­ce 15 días, en ple­na lu­na de miel.

La aho­ra “ex” del as­tro cha­rro lo man­dó a llo­rar con las ro­sas des­pués de pi­llar­le men­sa­jes en los que el can­tan­te tra­ta­ba de se­du­cir a otra chi­qui­lla.

¿Y a quién iban esos men­sa­jes? Ni más ni me­nos que a una dio­sa che que ha de­ja­do la gran­de ca­da vez que ha cru­za­do la cor­di­lle­ra y nos ha vi­si­ta­do en el dia­rio pop: la in­far­tan­te Va­le­ria Degenaro.

En chá­cha­ra con La

Cuar­ta, des­de Bue­nos Ai­res, la mo­ro­cha más ri­car­da de la tie­rra del ma­te con­fir­mó que el in­tér­pre­te de “Azul” le man­da co­ra­zon­ci­tos de to­dos co­lo­res.

“Des­de enero que em­pe­za­mos a ha­blar por Twitter. En un prin­ci­pio, yo no creía que era él, por­que cam­bia­ba mu­cho la foto de perfil, así que lo de­jé de se­guir, pe­ro lue­go vi que una cuen­ta de ci­tas ro­mán­ti­cas re­tui­teó su cuen­ta, le vol­ví a ha­blar, me con­fir­mó que era él y nos di­mos los ‘wa­saps’ pa­ra ha­blar por ahí”, ex­pli­có la ma­ni­quí.

- Cuan­do ha­bla­ron por wa­sap, ¿ahí ya le creís­te que era él? - No, tam­po­co.

- ¡Qué des­con­fia­da!

- ¡Ja­ja­já! Es que lle­gué a creer que era la per­so­na que le ma­ne­ja sus cuen­tas

con la que yo ha­bla­ba. - ¿No le pe­dis­te una can­ta­di­ta p’ase­gu­rar?

- Le pe­dí que me en­via­ra un au­dio, y lo hi­zo. Pe­ro no era una can­ción, ja­já... Cla­ro que con eso ya con­fié un po­co más. - ¿Qué te es­cri­bía Cris­tián Cas­tro por wa­sap?

- Me in­vi­ta­ba a Es­ta­dos Uni­dos, a gra­bar un vi­deo­clip, na­da más.

- ¿O sea que no fue tu men­sa­je el que vio su se­ño­ra pa’ pe­gar­le la cor­tá?

- Me ima­gino que él se de­be es­cri­bir con mu­chas chi­cas... Ade­más, yo de­jé de es­cri­bir­le cuan­do su­pe que se ca­só y só­lo vol­ví a ha­cer­lo cuan­do su­pe que se ha­bía se­pa­ra­do. Al otro día me con­tes­tó...

NO HAY TÍ­TU­LO

La Degenaro es una mu­jer que se ha­ce res­pe­tar en el es­pec­tácu­lo che, don­de siem­pre es­tá en el ojo del huracán con sus ro­man­ces.

Por lo mis­mo, aho­ra que Cris­tián Cas­tro le echó el ojo son va­rios los me­dios del otro la­do que an­dan a la ca­za de la mo­re­na ma­ra­vi­llo­sa.

- Va­le, ¿es­te es só­lo un pon­ceo vir­tual o se han vis­to?

- Nos vi­mos aho­ra, cuan­do vino a Ar­gen­ti­na, al show de Ti­ne­lli. Me es­cri­bió de un nú­me­ro ra­ro, así que vol­ví a du­dar, ja­ja­já. Man­dó a su cho­fer pa­ra que me fue­ra a bus­car, y des­pués de un ra­to, por fin lo pu­de ver. Sa­li­mos a co­mer con su ban­da: sie­te hom­bres y yo, la úni­ca mu­jer. He­mos sa­li­do dos ve­ces...

- ¿Y no ha pa­sa­do na­da? En qué pie es­tán?

- Nos es­ta­mos co­no­cien­do. Yo tam­bién me se­pa­ré ha­ce po­co, fui­mos dos co­ra­zo­nes ro­tos que se en­con­tra­ron...

- ¿Son po­lo­los?

- ¡Nooo! No es­ta­mos de no­vios, mi­rá que si di­go eso, to­das las fans se me vie­nen en­ci­ma. Yo, por aho­ra, no le pon­dría nom­bre a es­to, pe­ro sí re­co­noz­co que es una opor­tu­ni­dad que no pue­do de­jar pa­sar, por­que no to­dos los días Cris­tián Cas­tro se fi­ja en una, no es co­mún.

-Nos es­ta­mos co­no­cien­do. Yo tam­bién me se­pa­ré ha­ce po­co, fui­mos dos co­ra­zo­nes ro­tos que se en­con­tra­ron”...

Va­le Degenaro, ami­ga es­pe­cial de Cris.

LUISFELIPEQUINTANAS./ARCHIVO

www.la­cuar­ta.com du­ró Me­nos de un mes ca­sa­do ha­bría Cris­tián Cas­tro, quien ya

Va­le Degenaro. con­sue­lo en el pe­cho de Re­na­ce en­con­tra­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.