HAITIANO SE FORRA CON MO­TO COPIADORA

ADIUS ULYSSE TIE­NE MINIPYME AL LA­DO DEL RE­GIS­TRO CI­VIL Y SUE­ÑA CON TRAER A SU FAMILY

La Cuarta - - PORTADA - MA­NUEL ARÉ­VA­LO @la­cuar­ta_­ma­nuel www. la cu ar ta.com

“Ca­chai” y “si­po” son las úni­cas pa­la­bras que se le en­tien­den a Adius “Don­don” Ulysse (32), haitiano que lle­gó ha­ce ca­si dos in­vier­nos a Chi­li­to bus­can­do un me­jor pa­sar pa­ra él y su fa­mi­lión y que hoy la rom­pe arri­ba de su “Mo­to­co­pia­do­ra” fren­te al Re­gis­tro Ci­vil en San­tia­go.

“Don­don”, co­mo le gusta que lo lla­men, era un ca­po re­pa­ra­dor de elec­tró­ni­ca en la is­la ca­ri­be­ña, don­de lle­gó a te­ner dos lo­ca­les de ese ti­po y una ca­fe­te­ría, sin em­bar­go la si­tua­ción de Hai­tí hi­zo que sus ne­go­cios que­bra­ran, de­ján­do­lo de bra­zos cru­za­dos.

“Me vi­ne con mi es­po­sa y de­jé a mis dos hi­jos allá. Acá tu­ve unos trabajos es­po­rá­di­cos y que no du­ra­ban mu­cho, así que un día to­mé un ca­rro com­pré una im­pre­so­ra y me pu­se fren­te al Re­gis­tro Ci­vil acá en Ma­nuel Ro­drí­guez. Siem­pre he creí­do que pa­ra em­pren­der só­lo se ne­ce­si­tan ga­nas”, con­tó Ulysse a La Cuar­ta.

No pasó mu­cho tiem­po pa­ra que al ca­ri­be­ño le em­pe­za­ra a ir re­la­ti­va­men­te bien, y co­mo quiere jun­tar la pla­ti­ta pa­ra traer­se a sus re­to­ños a nues­tro país, se pu­so con otra má­qui­na im­pre­so­ra. Eso sí cam­bió el ca­rri­to por una mo­to­ne­ta, que acon­di­cio­nó pa­ra su em­pren­di­mien­to.

“Co­mo sé de elec­tri­ci­dad pu­se una ba­te­ría ex­tra pa­ra tra­ba­jar con mis fo­to­co­pia­do­ras. En reali­dad es­ca­neo e im­pri­mo. Co­bro 300 pe­sos por ho­ja y atien­do prin­ci­pal­men­te a gen­te lle­ga­da de Pe­rú, Co­lom­bia, Ve­ne­zue­la y com­pa­trio­tas de Hai­tí”, agre­gó “Don­don” mien­tras pro­mo­cio­na su ne­go­cio con un mi­cró­fono y un par­lan­te.

¡ESE SÍ, ESE NO!

El em­pren­de­dor se ha vuel­to un ca­pe­ru­zo en el po­co tiem­po que lle­va sa­can­do fo­to­co­pias, ex­pli­can­do con pe­ras y man­za­nas qué pa­pe­les ne­ce­si­ta la ba­rra ex­tran­je­ra pa­ra ha­cer sus trá­mi­tes a la ho­ra de sa­car do­cu­men­tos en el Ci­vil.

“No ten­go pro­ble­mas en de­cir­le a la gen­te qué pa­pe­les ne­ce­si­ta. Po­dría sa­car pro­ve­cho y sa­car­le las co­pias que me di­cen, pe­ro eso es ma­lo ya que a la gen­te no le so­bra la pla­ta. Trabajo de 9 de la ma­ña­na has­ta las 12 o 1 de la tar­de, des­pués de eso me voy a la ca­sa y ha­go lo que más me gusta: dor­mir. Ja­ja­já”, con­tó el mo­reno al

dia­rio pop. - ¿Y có­mo lo has pasado en Chi­li­to?

Pri­me­ro me pu­se con un ca­rro y una im­pre­so­ra afue­ra del Re­gis­tro Ci­vil”. “Don­don” Ulysse, co­pión.

El frío es co­sa de acos­tum­brar­se no más, igual que la co­mi­da”. Adius, el mo­to­co­pia­dor. El in­mi­gran­te lle­gó a te­ner tres ne­go­cios en la is­la ca­ri­be­ña, pe­ro la ines­ta­bi­li­dad del Es­ta­do lo hi­zo vi­rar­se a nues­tro país. Aho­ra se forra afue­ra del or­ga­nis­mo es­ta­tal: “Quie­ro traer a mis hi­jos”, con­tó.

- Bien, el frío es co­sa de acos­tum­brar­se no más, igual que la co­mi­da. Lo úni­co ma­lo pa­ra mi si­tua­ción es que pi­den per­mi­sos pa­ra to­do. Pe­ro hay que salir pa’ de­lan­te.

- ¿Qué ha­ces cuan­do te vas pa’ la ca­sa tan tem­prano?

- Es­toy co­nec­ta­do a in­ter­net to­do el día y ha­blo con mis hi­jos, pe­ro lo que real­men­te me gusta de in­ter­net es que pue­do apren­der mu­chas co­sas, co­mo sa­ber có­mo se ha­cen los aviones, có­mo fun­cio­nan los sub­ma­ri­nos y va­rias co­sas más. Es­tá to­do en ¡Youtu­be!, mi her­mano.

- ¿Cuánto ga­na?

- Es re­la­ti­vo. Hay días que ha­go 20 im­pre­sio­nes y otros, co­mo hoy, trescientas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.