FA­MI­LIA DE­NUN­CIA: AGÜELI DE 102 MU­RIÓ POR COR­TE DE LUZ

La fa­mi­lia se­ña­ló que la mu­jer era elec­tro­de­pen­dien­te y que des­de el do­min­go es­ta­ban a os­cu­ras en su ca­sa en San Mi­guel

La Cuarta - - PORTADA - www.la­cuar­ta.com BE­LÉN MU­ÑOZ @la­cuar­ta_­be­len

La fa­mi­lia de Mar­ta Gam­boa, una elec­tro­de­pen­dien­te de 102 años, bus­có por to­dos los me­dios la fór­mu­la pa­ra con­tar con el oxí­geno que ne­ce­si­ta­ba su ser que­ri­do.

Lo hi­zo des­de el do­min­go, cuan­do la ca­sa de la no­ni­ta, ubi­ca­da en ave­ni­da Sa­le­sia­nos, en San Mi­guel, que­dó sin luz pro­duc­to de la ne­va­zón que afec­tó a San­tia­go.

Los fa­mi­lia­res de Mar­ta con­ta­ron que la abue­li­ta per­dió la vi­da ayer en la ma­dru­ga­da. Agre­ga­ron que en va­rias opor­tu­ni­da­des in­ten­ta­ron co­mu­ni­car­se con la em­pre­sa Enel, pe­ro que no hu­bo res­pues­ta.

“Es sú­per com­pli­ca­do pa­ra to­dos, por­que si bien nos tra­ta­mos de con­tac­tar (con Enel), ellos des­pués se con­tac­ta­ron con no­so­tros cuan­do su­pie­ron que ha­bía una per­so­na que ne­ce­si­ta­ba oxí­geno de for­ma cons­tan­te. Nos tra­je­ron el ge­ne­ra­dor, lle­gó a las 18.00, 19 ho­ras, nos tra­je­ron com­bus­ti­ble pa­ra el ge­ne­ra­dor, pe­ro la abue­li­ta ya ha­bía fa­lle­ci­do”, ase­gu­ró Fran­co Ore­lla­na, es­po­so de la nie­ta de la víc­ti­ma, a Ra­dio Bío Bío.

Car­men Cer­da, hi­ja de la an­cia­na, con­tó que su ma­má se en­con­tra­ba bien de sa­lud, pe­ro que, de­bi­do a su avan­za­da edad, era com­ple­jo lle­var­la a al­gún cen­tro asis­ten­cial, por lo cual re­ci­bía vi­si­tas mé­di­cas en el ho­gar.

SIN RE­GIS­TRO

A tra­vés de un co­mu­ni­ca­do, Andrés Gon­zá­lez, vo­ce­ro de Enel, la­men­tó el fa­lle­ci­mien­to de la abue­li­ta. Ade­más in­for­ma­ron que “re­ci­bi­mos un lla­ma­do el do­min­go, a eso de las 20.00 ho­ras, de la fa­mi­lia de la se­ño­ra Mar­ta in­for­man­do su con­di­ción de elec­tro­de­pen­dien­te. La­men­ta­ble­men­te es­te do­mi­ci­lio no se ha­bía re­gis­tra­do co­mo clien­te con esa con­di­ción, por lo que una vez re­ci­bi­da la in­for­ma­ción ac­ti­va­mos los pro­to­co­los bus­can­do ace­le­rar la re­po­si­ción de su­mi­nis­tro o fa­ci­li­tar uno de los ge­ne­ra­do­res exis­ten­tes pa­ra aten­der es­te ti­po de si­tua­cio­nes”.

Agre­ga­ron que “no­so­tros con­ta­mos con un re­gis­tro ofi­cial de más de 270 elec­tro­de­pen­dien­tes, lo cual nos brin­da in­for­ma­ción de­ta­lla­da so­bre la si­tua­ción de es­tas personas y eso ha­ce que po­da­mos en­tre­gar­les prio­ri­dad cuan­do ocu­rren es­te ti­po de emer­gen­cias”.

La com­pa­ñía con­tó tam­bién que “en oca­sio­nes an­te­rio­res he­mos re­ci­bi­do mu- chas lla­ma­das de personas que se iden­ti­fi­can co­mo elec­tro­de­pen­dien­tes, sin em­bar­go, al mo­men­to de che­quear la si­tua­ción, no lo son”.

Por es­ta ra­zón, la com­pa­ñía ex­pli­có que es vi­tal que al mo­men­to de acre­di­tar un fa­mi­liar lo ha­gan con sus cer­ti­fi­ca­dos mé­di­cos co­rres­pon­dien­tes, por­que “pa­san a ser prio­ri­dad”.

Pa­ra ins­cri­bir­se en es­te re­gis­tro se de­be com­ple­tar el for­mu­la­rio dis­po­ni­ble en la web www.enel­dis­tri­bu­ción.clo acer­car­se a una ofi­ci­na co­mer­cial.

Una des­gra­cia

Los fa­mi­lia­res de la no­ni­ta ex­pre­sa­ron que la mu­jer es­ta­ba bien de sa­lud y que, de­bi­do a su avan­za­da edad, re­ci­bía vi­si­tas mé­di­cas en su ho­gar, ubi­ca­do en San Mi­guel.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.