EL CA­PI­TÁN CALZONCILLOS: HE­CHA PA­RA NI­ÑOS GRAN­DES Y CHI­COS

La Cuarta - - ESPECTÁCULOS - CRISTIAN MEN­DEZ @la­cuar­ta_­men­dez www.la­cuar­ta.com

Hu­bo tiem­pos que ir al ci­ne a ver una pe­lí­cu­la pa­ra ni­ños era un ver­da­de­ro kar­ma. Uno te­rri­ble, cu­yo prin­ci­pal es­ca­pe era un bos­te­zo ocul­to o co­mer has­ta har­tar­se pa­lo­mi­tas o pas­ti­llas.

Por suer­te ha­ce al­go más de una dé­ca­da eso ya pa­só. Ca­da fil­me in­fan­til tie­ne un im­por­tan­te in­gre­dien­te pa­ra adul­tos, que los ha­ce atra­yen­tes pa­ra to­do pú­bli­co y sa­ca ri­sa inocen­tes en los más in­fan­tes y otras más adul­tas con chis­tes ad hoc.

En es­te con­tex­to, les re­co­men­da­mos sin mie­do a equi­vo­car­nos que lle­ven a sus ni­ños a ver “Las Aven­tu­ras del Ca­pi­tán Calzoncillos”, por­que la van a pa­sar muy bien, al igual que sus hi­jos.

Es la his­to­ria de Geor­ge y Ha­rold, dos ni­ños de pri­ma­ria a los que les en­can­tan los có­mics y se de­di­can a pin­tar y di­bu­jar his­to­rie­tas cu­yo per­so­na­je cen­tral es el Ca­pi­tán Calzoncillos.

Un día, de ma­ne­ra ac­ci­den­tal, hip­no­ti­zan al director de su es­cue­la (Sr. Kupp) pro­vo­can­do su trans­for­ma­ción en el mis­mo Ca­pi­tán Calzoncillos. Ca­da vez que al­guien chas­quea los de­dos, el Sr. Krupp se con­vier­te en es­te su­per­hé­roe, que de­be sus po­de­res a sus tur­bo­cal­zo­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.