Ro­dri­go Díaz le pres­tó ro­pa

La Cuarta - - ESPECTÁCULOS -

El año 2003 el aho­ra ins­truc­tor de zum­ba, Ro­dri­go Díaz, ga­na­ba la com­pe­ten­cia de los bai­la­ri­nes en “Rojo”, y re­le­ga­ba a Pa­blo Var­gas a un se­gun­do lu­gar que no le gus­tó pa­ra na­da y que re­ci­bió pi­ca­do.

Tras ha­ber sa­li­do al rue­do por obra del mis­mo Var­gas ayer en “Muy Bue­nos Días”, Díaz par­ló con el dia­rio pop so­bre el di­fí­cil mo­men­to de su otro­ra ami­go y com­pe­ti­dor en el ex­tin­to co­ci­do. “Lo de Pa­blo es un te­ma muy com­pli­ca­do. A él le ten­go un ca­ri­ño enor­me, lle­ga­mos a te­ner un gran vincu­lo de amis­tad , pe­ro de más gran­des nos des­mar­ca­mos y ca­da uno to­mo su rum­bo”, ad­mi­tió des­de La Paz, Bo­li­via, don­de an­da pi­tu­tean­do.

- ¿Te co­mu­ni­cas­te con él tras su ata­do?

- Le man­dé un men­sa­je, pe­ro no he re­ci­bi­do res­pues­ta. Es al­go que ha­ce­mos to­dos los que es­tu­vi­mos en el pro­gra­ma. Si al­guien es­tá mal, se le apo­ya; si le va bien, se le fe­li­ci­ta. To­do lo que le ten­go que de­cir, me gus­ta­ría de­cír­se­lo en per­so­na.

- ¿Te ge­ne­ra rui­do que te ha­ya men­cio­na­do?

- Aho­ra lo más im­por­tan­te es apo­yar­lo y ti­rar­le bue­na on­da. No es fá­cil ha­cer lo que hi­zo Pa­blo, hay que te­ner co­jo­nes pa­ra dar dis­cul­pas. Res­pec­to a la com­pa­ra­ción, creo que no es bueno pa­ra él, por­que lo ha­ce sen­tir­se in­fe­rior al res­to y así no le­van­ta­rá ca­be­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.